26/11/07

Zapatero habla de religión


He terminado de leer el interesante libro de Suso de Toro titulado “Madera de Zapatero. Retrato de un presidente”. El conocido escritor plasma en el libro las largas conversaciones que ha mantenido con José Luis Rodríguez Zapatero, publicando sólo sus respuestas dando forma así a un autorretrato de Zapatero, su propia versión de sí mismo, complementado por citas de sus familiares, amigos y colaboradores políticos.

Unos de los capítulos del libro se titula “Religión y laicidad”, que transcribimos a continuación:

"La religión, personalmente, no ha sido un tema que me haya provocado nunca zozobra. Me he aproximado a ella con respeto, pero con distancia. Tengo que ser claro. Y en la medida en que he ido evolucionando y madurando creo que la religión más auténtica es el hombre. Es el ser humando el que merece adoración, es el vértice claro del mundo tal como se nos ha mostrado, tal como lo hemos llegado a comprender.

Siempre me he mantenido frío ante las cosas que no comprendo, en lugar de producirme deslumbramiento, magia, apasionamiento, la reacción hacia lo que no comprendo es de frialdad.

El papel de la religión católica en España es uno de los grandes temas. Porque, al final, a falta de otros hechos que han podido definir de manera poderosa nuestra identidad histórica como país, es la presencia fuerte del catolicismo lo que le ha dado identidad de país. Ha sido una fuente de reconocimiento, se nos ha reconocido así. Ase se nos ha visto. Es una parte significativa, exponente de una cultura con sus partes buenas y malas.

Y eso ha generado también vacíos notables en nuestro ser colectivo. Vacíos como por ejemplo el hecho de que prácticamente no llegamos a la Ilustración, no llegamos al pensamiento racionalista. Y hemos trastabillado en la historia. Eso sí, con genios aislados en el arte. Pero el catolicismo en España ha condicionado y ha generado enormes vacíos.

Por otra parte, es muy curioso porque ese catolicismo es la vida pública siempre ha aparecido como reacción ante un enemigo.

Antes hablaba de fundamentos democráticos. Pues la laicidad del Estado, la laicidad de lo público ha sido un factor determinante de todas las sociedades libres y democráticas. Y por ello no tengo ninguna actitud beligerante hacia la Iglesia Católica, es un tema a respetar como cualquier otra cosa en la vida.

Es muy legítimo que la gente manifieste su ser, sus valores, a través de cualquier forma, pero siempre he combatido a quien intenta demonizar, a quien intenta sacar del espacio público a quien no piense como él.

Y en este país ha habido demasiados momentos históricos en que se ha querido, y demasiada gente que quiere todavía, legislar la moral. Legislar la moral del país. Y el único orden que debemos establecer es el orden que da libertad a todos, no el que da la libertad de cada uno. Es la libertad lo que nos hace verdaderos. No es la verdad lo que nos hace libres."


En otro momento del libro se le pregunta por la Iglesia y responde:

"En España creo que el desembarco de la Iglesia en la lucha política es un rasgo de nuestra vida social, atisbo que sí. Porque están obsesionados con lo que ellos laman el proceso de secularización de la vida social española y le inquieta mucho el efecto que esto puede tener en Iberoamérica.

También hay una identificación que hacen entre ellos y España. Todo el llamado “Movimiento nacional” se fundamenta en el nacional catolicismo. Hay un ensayo, Máter dolorosa, una magnífica narración de Álvarez Junco que cuenta muy bien esas cosas."


Después de leer el libro, siguiendo el esquema de la dinámica espiral y la evolución de la conciencia de la que tanto he tratado en este blog, y aplicando la descripción de los niveles que hace Ken Wilber en uno de los artículos más leídos de este blog, Dinámica Espiral y Evolución de la Conciencia Humana, nos atrevemos a decir que Zapatero estaría oscilando entre el nivel 6 (verde) y el 7 (amarillo), mientras que Rajoy estaría entre el 4 (azul) y el 5 (naranja), pero esto es sólo una opinión.

Me gustaría saber la vuestra.

3 comentarios:

  1. No creo que para nada Zapatero haya llegado a "the second tier", es decir el amarillo. La obsesión del PSOE ha sido "modernizar" España, un empeño típicamente naranja. También tienen unas pinceladas de verde (matrimonio homosexual por ej.)
    Del PP sí que me parece que està entre el azul (todavia demasiado fuerte!) y el naranja.
    Saludos y felicidades por el blog

    ResponderEliminar
  2. Gracias Enric por tu comentario, probablemente tengas razón, aunque yo no hablo del PSOE sino de la persona de Zapatero, y creo que tiene un elemento integrador en su visión de la vida y la política que le acerca al segundo nivel de la dinámica espiral de la conciencia.

    Saludos de Cristóbal

    ResponderEliminar
  3. He visto por casualidad esta entrada de hace 3 años, no tengo ningún problema en reconocer que me equivoqué con Zapatero, fue un error basarme sólo en un libro, tres años después las cosas se ven muy distintas, en fin.

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com