26/2/11

Los tiempos están cambiando

Tomamos prestado el título de la famosa canción de Bob Dylan de los años 60 que marcó esa época. En efecto, en esos años los tiempos comenzaron a cambiar y últimamente los cambios se están acelerando. Hemos expresado varias veces en el blog nuestra visión de la crisis actual, desde hace más de 3 años venimos diciendo que, en nuestra opinión, esta es una crisis sistémica global, es decir, el sistema capitalista mundial está en crisis. No es la primera crisis del capitalismo, ya ha pasado por varias en sus dos siglos de existencia, la última fue el crash de 1929, y si no aprendemos de los errores de esa crisis volveremos a equivocarnos, otra vez. En esta ocasión las causas de la crisis son, en primer término la superación de la capacidad de endeudamiento, y en segundo lugar por el fin del petróleo barato.

Las alternativas de salida de la crisis son dos, por un lado que el capitalismo llegue a su paroxismo aumentando su sed de violencia, control y explotación, o por el contrario una salida cooperativa, solidaria, ecológica, la nueva conciencia que emergió en los años 60. Crisis se define como el momento en el que lo viejo no termina de morir y lo nuevo no termina de nacer. En nuestra opinión lo viejo es el sistema capitalista con su conciencia materialista, individualista, consumista y competitiva, y lo nuevo es la conciencia planetaria, la ecología, la paz, la cooperación, la libertad, la creatividad, la espiritualidad, y todos los valores que comenzaron a extenderse en la década de los 60.

Esa nueva conciencia no es totalmente nueva, pero hasta ahora había estado reservada a mujeres y hombres sabios o místicos. Hace 2.500 Sócrates dijo: "No soy un ateniense, ni un griego, sino un ciudadano del mundo". Muy poca gente ha repetido esa conciencia planetaria a lo largo de la historia, pero en los 60 pudimos ver el planeta por televisión, un planeta azul, sin fronteras, en medio del inmenso universo, una casa común, la conciencia planetaria se extendió.

Un ejemplo, pequeño, de ese cambio es el vídeo (en dos partes) de la conferencia de Arcadi Oliveres que publicamos en la última entrada del blog, "Yo soy marroquí y voy a salir el día 20 de febrero". En apenas dos meses, y sólo con el boca a boca en Internet, ha sumado más de 600.000 vistas en Youtube. Arcadi es uno de esos cristianos de base que lleva toda su vida dedicado a la justicia y la paz, con un c.v. impresionante no busca la fama, el dinero o el poder, sino actuar de buena voluntad buscando el bien común, conozco muchos de esos cristianos comprometidos, la mayoría anónimos, están en la línea de la Teología de la Liberación, para ellos espiritualidad y compromiso social van unidos.

Lo que es sorprendente es que Arcadi lleva décadas dando charlas a auditorios minoritarios, como este vídeo que es una conferencia en una modesta asociación de inmigrantes, y de pronto en dos meses lo han visto más de 600.000 personas.

El otro día, un amigo escritor que lleva media vida escribiendo sobre nueva conciencia y ecología me dijo que es ahora cuando puede vivir de ello.

Son dos ejemplos de que los tiempos están cambiando, los que llevan más de 30 años diciendo que este sistema no funcionaba, siguiendo la emergencia de esa nueva conciencia en los años 60, tienen ahora más audiencia que nunca, porque efectivamente todo el mundo está comprobando que este sistema está en crisis, y hacen falta fuentes de luz y esperanza, los líderes emergentes.

Pero no esperemos líderes que nos salven, el nuevo liderazgo es colectivo, cuántico, no personalista, como estamos viendo en las revoluciones árabes.

Pero, como hemos dicho antes, la "otra" salida de la crisis es la evolución "lógica" del sistema hasta su paroxismo, aumentando su sed de violencia, control y explotación. Una señal preocupante de ese cambio es que el sueño de siempre de los capitalistas había sido un estado mínimo que sólo cumpliera dos funciones: garantizar que los contratos (comerciales, mercantiles, laborales...) se cumplan, y el orden en las calles, para todo lo demás el "mercado libre". Ahora el primer ministro británico anuncia la privatización de todos los servicios públicos menos justicia y policía, para garantizar los contratos y el orden en las calles.

Si uno estudia la historia del pueblo inglés verá, o al menos eso es lo que me parece a mi, que tienen la rara habilidad de adelantarse a su tiempo, de innovar, en política, economía, cultura, muchas cosas que han salido de allí se han extendido por todo el mundo después. En este contexto, no sería de extrañar que esta medida se extendiera al resto de países occidentales.

En varias ocasiones hemos comparado en el blog esta crisis con la crisis de duelo, la crisis por la que pasa una persona cuando se enfrenta a la muerte, a la pérdida de un ser querido, a un gran tránsito. Las cinco etapas de estas crisis de duelo son: negación, ira, negociación, depresión y aceptación.

En nuestra modesta opinión, y pensando globalmente, estamos terminado el largo paso de la negación a la ira, en las revoluciones árabes se habla de "días de la ira". La crisis pareciera que ya no la niega nadie, como pasaba al principio, pero todavía se niega la profundidad de la crisis, y lo que es peor, mucha gente sigue pensando que tarde o temprano volveremos a lo de antes, y eso es imposible. Por ejemplo, el gobierno español hace apenas un mes (mil días después de iniciada la crisis, más de 3 años después del principio de la crisis) que ha comenzado a cambiar su discurso de que teníamos el sistema financiero más solido del mundo a admitir que tenemos algunos problemas y lo vamos a tener que pagar entre todos los españoles.

El problema de la deuda es global, se ha superado la capacidad de endeudamiento de personas, familias, empresas, bancos y administraciones públicas. Y el principal problema es la deuda privada, no la deuda pública. Hace ya mucho tiempo que circulan internacionalmente informes económicos sobre la situación de la banca en España y no son muy optimistas.

El primer ministro británico es el único, que yo sepa, que le ha dicho a sus ciudadanos que las cosas nunca volverán a ser como antes, apenas acaba de llegar y ya ha despedido a medio millón de empleados públicos, ha recortado las ayudas sociales, y promete privatizar todos los servicios públicos menos justicia y policía, mientras está de gira por los países árabes vendiendo armas, precisamente ahora.

Son los dos futuros posibles, y depende de nosotros, de cada uno de nosotros. Como dice Leonardo Boff, nos queda una revolución por hacer, asumir que la vida es cambio y evolución y que todos y todas somos co-creadores del futuro.

25 comentarios:

  1. Honrada por tu mención, Cristóbal.
    Probablemente coincido contigo en que nos hallamos en plena bifurcación. Esperemos que sepamos tomar el camino correcto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Esperemos, el artículo enlazado del líder cuántico es magnífico, saludos

    ResponderEliminar
  3. Muy buen post, Cristobal.
    Felicitaciones.

    Como escribí en un post reciente, todo tiene que ver con todo, pero el actual modelo de desarrollo capitalista neoliberal es ciego al entorno y no toma en cuenta los efectos que crea en él. Es la gran falla de la globalización que nunca se ha ocupado de temas como el calentamiento global o el agotamiento de los recursos. Es una gran falla provocada por la arrogancia de pretender dominar a la naturaleza, y por eso cada vez que aparece alguien dando alguna advertencia lo califican de loco o pesimista, como ocurre con don Santiago Niño o esta entrevista que os comparto a Guy McPherson, quien señala que estamos llegando a El fin del mundo tal como lo conocemos.

    Hay que aceptar que estamos viviendo tiempos de cambio, y más que esperar y lamentarnos, debemos aprovechar las oportunidades que estos cambios nos pueden brindar a todos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Estimado Marco Antonio, muchas gracias por tu interesante comentario y por pasarte por este modesto blog, es un lujo que uno de los autores citados en el artículo como eres tú y tu artículo sobre la deuda, le haya gustado el artículo,

    comparto tu visión sistémica, todo tiene que ver con todo, en este blog hemos publicado varios artículos de Ervin Laszlo, uno de mis autores preferidos y que está también en la línea de la Teoría de Sistemas, el artículo que enlazas es magnífico, muy gráfico y pedagógico,

    el vídeo de Guy McPherson que citas ya lo publiqué en el blog el 3 de julio de 2008,
    http://espiritualidadypolitica.blogspot.com/2008/07/vdeo-el-fin-del-mundo-tal-y-como-lo.html

    me ha gustado especialmente de tu comentario el párrafo final, "hay que aceptar que estamos viviendo tiempos de cambio, y más que esperar y lamentarnos, debemos aprovechar las oportunidades que estos cambios nos pueden brindar a todos", totalmente de acuerdo,

    aprovecho para felicitarte por tu magnífico blog, Jaque al Neoliberalismo: http://mamvas.blogspot.com, y tus magníficos artículos en El Blog Salmón: http://www.elblogsalmon.com/autor/marco-antonio-m

    gracias de nuevo, seguimos en contacto,

    un abrazo fraterno

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, Marco Antonio o cualquiera que lea esto,

    en tu comentario los enlaces aparecen bien, pero en mi comentario los enlaces salen en forma de texto, mi desconocimiento de informática es muy grande, ¿cómo se hace para que aparezcan bien los enlaces en los comentarios?, si alguien me puede contestar y ayudar se lo agradecería,

    saludos

    ResponderEliminar
  6. Un amigo me ha enviado un mensaje explicándome cómo hay que hacer para que funcionan los enlaces, gracias

    ResponderEliminar
  7. Hola:

    Estoy de acuerdo contigo en que es una crisis del sistema capitalista en el sentido de que éste no recoge en el modelo vigente la posibilidad de una escasez crónica y creciente de recursos.

    Por lo demás, veo alguna cosa que no comparto demasiado. Hablas de un nuevo modelo en el que la libertad ocupa un lugar importante pero sin competitividad, pero ten en cuenta que el mercado, que se basa en la competitividad, no es un invento capitalista, sino que se pierde en la noche de los tiempos. No es algo impuesto, sino algo que surge de forma espontánea y en cualquier sociedad que alcanza un mínimo de complejidad. El mercado, por otra parte, es la base de la eficiencia en la utilización de los recursos, pues según el teorema de imposibilidad no es posible para un planificador central ser más eficaz que el mercado.

    En un entorno de escasez de recursos resulta básica la eficiencia, no solo para garantizar bienes superfluos sino incluso bienes básicos. Sería un grave error el tender a sistemas de corte socialista, pues sólo agravarían la escasez que se nos viene encima.

    Ten en cuenta que no soy partidario del laissez faire, pues desemboca en un tipo de organización social que está muy lejos de satisfacer las necesidades profundas del hombre. La familia, la pequeña empresa y la comunidad local deben ser la base de la vida del hombre, y como tales deben fomentarse.

    Por otra parte, el gran estado planificador y plenipotenciario es para mi también un enemigo atroz de lo que es más valioso en la vida de una persona. El individuo pasa a ser sólo la pieza de un engranaje y como tal está supeditado a él, así como sus deseos y necesidades también.

    Un abrazo,

    Juan Carlos

    ResponderEliminar
  8. Estimado Juan Carlos:

    te agradezco mucho tu comentario, viniendo de un economista como tú,

    en realidad no estamos en desacuerdo en las cosas que citas, lo que pasa es que no me explico bien en el artículo, por supuesto que la competitividad tiene cosas buenas, es algo inevitable y en muchos caso positivo, y la eficiencia y la productividad no son negativas, no pretendo defender modelos socialistas o comunistas, el mercado libre es lo ideal, en la línea que defendía Adam Smith, junto con una educación en valores, que haría que la conciencia moral de los individuos guiara el mercado como mano invisible, pero sin valores el mercado libre tiene sus fallos, por ejemplo permitir que mueran todos los días 30.000 niños por hambre, la desigualdad, etc,

    en mi opinión la individualidad, la competitividad, la eficiencia, la productividad, son positivos, pero también la cooperación, la ecología, y otros valores no sólo economicistas, en la visión economicista de la vida coinciden derecha e izquierda, el sistema capitalista pone el acento en el yo y el comunista en el nosotros, mi propuesta es un punto intermedio,

    en fin, muchísimas gracias por tu respuesta, me has ayudado a entender que debo dejar claro este tema en próximos artículos, en realidad si volviera a escribir el artículo ahora cambiaría muchas cosas, pero tenía dos horas el sábado para escribirlo y eso fue lo que me salió,

    un fuerte abrazo

    Cristóbal Cervantes

    ResponderEliminar
  9. Entre tanto economicismo es necesario que se haga oir la voz de personas como tú. Tu artículo es estupendo. Puedes estar seguro de que yo también pienso que la economía sólo debe ser una herramienta para dar al hombre la posibilidad de desarrollar su vida sobre la base de valores más elevados.

    Un abrazo,

    Juan Carlos

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias, Juan Carlos,

    siempre que escribo intento ser lo más integrador posible, pero es muy difícil, no defiendo una ideología política o religiosa determinada, no propugno un sistema de creencias cerrado con dogmas, no tengo ningún interés particular, simplemente creo que lo mejor para la humanidad en estos momentos es la integración, la unidad, la cooperación, no la división, el enfrentamiento y los intereses particulares,

    no opto por el yin o por el yang, porque la vida es yin y yang, las dos cosas, igual que un vaso de cristal está formado por el cristal y el vacío del centro, sin vacío no sería un vaso sino un bloque de cristal, por lo tanto el vaso es el cristal y el vacío, las dos cosas,

    tampoco es que sea relativista, un error en el que cae, en mi modesta opinión, una parte del progresismo,

    si critico el individualismo no es porque defienda el colectivismo, soy el máximo defensor de la libertad y la autonomía de cada persona, lo que critico es la ideología del individualismo insolidario y aislado de la comunidad,

    si critico al capitalismo no es porque defienda el comunismo u otros sistemas, lo que intento es buscar lo mejor de cada sistema y sumarlo para crear algo nuevo y mejor,

    lo que pasa es que a veces es difícil decirlo todo, por ejemplo, en el artículo critico que el gobierno español no haya reconocido los problemas de la banca hasta hace un mes, pero con eso no defiendo a la oposición que tampoco ha dicho nada hasta ahora,

    en fin, muchas gracias de nuevo por tus amables palabras, son un honor para mi,

    un abrazo fraterno de Cristóbal

    ResponderEliminar
  11. Estimados Juan Carlos y Cristobal,

    me parece muy válido y necesario diferenciar entre el capitalismo "que se pierde en la noche de los tiempos", y el capitalismo neoliberal de las últimas tres décadas que ha sido extremadamente abusivo y codicioso. Porque, curiosamente, la salida de los totalitarismos estatales nos arrastr{o a los totalitarismo del mercado, donde el mercado se impuso por sobre los derechos humanos y especialmente el tan digno y básico derecho al trabajo.
    La tiranía del mercado ejecutada por la mano visible de los bancos centrales, sólo abogó por el control de las metas de inflación, descuidando aspectos completamente elementales como la calidad de vida, el agotamiento real de los recursos, el problema del hambre, etc. Incluso llega a ser una verguenza que los famosos objetivos del milenio fueran sepultados en el olvido y la indiferencia. Por cierto, el gran ganador de todo este derroche consumista ha sido el capital financiero y de ahí viene la enorme brecha de desigualdad que hoy sacude al mundo.
    El descontento y las manifestaciones que hoy vemos en los países árabes es justamente producto de esa brecha de desigualdad que se ha hecho asfixiante y en la cual la gente ya no aguanta más.. de no encontrar una pronta solución en nuestros países, veremos también esos espectaculos frente a nuestras narices

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Estimado Marco Antonio:

    como decimos en mi tierra, tienes más razón que un santo, la ira llegará a nuestras calles, es el siguiente paso, de hecho ya ha comenzado en los países árabes, la ira puede ser un motor para la acción, pero hay que encauzarla de manera no violenta, creativa,

    además coincido con tu último artículo en que el fin del petróleo barato será el detonante de una nueva crisis, que en realidad será profundizar en la que estamos, siempre he dicho que las causas de esta crisis eran el sobreendeudamiento global y el fin del petróleo barato, nos quedan muchas por ver, y por hacer,

    un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Me gustó el artículo y casi mas los comentarios.

    Gracias a todos por aportar luz, aunque las soluciones den un poco de vértigo.

    En el siguiente enlace se puede leer sobre la "Ruta Samaritana", una metodología que nos puede ayudar al cambio.
    http://www.fespinal.com/espinal/llib/es172.pdf

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Muy buen post Cristobal, remarco que ahora la solucion solo puede venir por un lado;la cooperación global.
    Los sistemas tienen unos limites, la crisis esta en el ADN del sistema capitalista y de cualquier otro sistema existente o que se cree.
    Los limites naturales, los incrementos de pobalción, las burburjas sean financieras, inmobiliarias (utilizar pisos como productos financieros) sean de materias primas o de cualquier otro tipo solo es el lubricante del motor para que sigia su huida hacia delante.
    Solo hay un sistema para que las crisis nacionales, regionales o globales sean menos traumaticas, las medidas contraciclicas en los momentos de euforia reservar una parte para la bajada en el ciclo.
    Ademas para evitar grandes crisis deben existir unos organismos supranacionales que esten bien organizados y que funcionen no como los actuales.
    En todo caso son las tensiones derivadas de decisiones geoestrategicas particulares sean de un pais o de un G-2 (China-USA) solo se puede actuar contratacando con una Europa fuerte y unida en nuestro caso.
    A no ser que se promuevan unos acuerdos B.W, que pongan orden a los desequilibrios globales.
    Se puede aprender mucho de otras crisis, ya sea el caso de Japon o la crisis del 29, porque hay abundante teoria de las causas y como se solucionaron, porque la crisis esta relacionada con la Teoria Deuda- Deflación de Fisher+ (2)Teoria Austriaca-excesos expansiones crediticias + (3) Desequilibrios Globales G-2 + (4) Recesion de Balance (R.Koo)

    ResponderEliminar
  15. Cristobal, eres un soñador. La urdimbre de tu post es la de un sueño que busca elementos que le confirmen que es real y no soñado. Tus valores éticos y humanos unidos a un cierto optimismo personal te hace juzgar la situación del planeta como abocado a un cambio radical en que pasaremos del individualismo al pensamiento colectivo y cooperativo, esperas en un sujeto cuántico que superará las miserias de un sistema orientado al afán de lucro sin límite, el capitalismo. Son hermosas utopías, Cristobal, pero la realidad no es así. El mundo es atroz para el que no está en el lado bueno, y los que estamos aquí no nos vamos a convertir en generosos individuos que van a repartir lo que les quede de su estado de bienestar a los seis mil millones de habitantes del planeta. ¿Has leído comentarios en los periódicos digitales? Destilan un veneno muchos de ellos que me llevan a pensar que la salida no va a ser la que piensas. Vale que Arcadi Oliveras tiene seiscientos mil asistentes a su charla. Lo admito, pero ¿qué porcentaje representa respecto a la población total? Claro que hay gente concienciada, quizás ahora haya más que hace unos años, pero no es general y desde luego no pienso que el capitalismo y su declive vaya a alumbrar un mundo luminoso y solidario. Más bien pienso que asistiremos a una época convulsa y terrible cuando nos demos cuenta de la dimensión que tiene esta crisis en la que coincido contigo en las etapas que consideras (negación, ira...) Pero no espero que el ser humano se vaya a convertir es una especie de conciencia solidaria y pacifista. El lobo seguirá siendo lobo aunque haya muchos otros corderos. Y el alma de lobo la llevamos dentro.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  16. José Carlos, Ramón y Joselu, gracias por compartir vuestros comentarios,

    Estimado José Carlos, gracias por tus amables palabras y por compartir ese enlace al cuaderno Cristianismo y Justicia, da la casualidad de que recibo el cuaderno periódicamente desde que se comenzó a publicar hace mucho tiempo, es una fuente constante de "espiritualidad y política",

    Querido Ramón, como sabes compartimos opinión y análisis de la crisis, también creo que la única salida a esta crisis es un acuerdo mundial, al estilo de B.W de después de la II Guerra Mundial, aunque ahora parezca algo imposible de conseguir, país por país no hay solución posible, coincido contigo,

    Querido Joselu, te agradezco mucho tu comentario, en el fondo se que me quieres :-) soy un soñador, como decía Durruti, llevamos un mundo nuevo en nuestros corazones, llevo toda la vida así, la primera vez que me entrevistaron de la prensa como portavoz ecologista me preguntaron si los ecologistas estábamos a favor de las lavadoras y los frigoríficos, hace casi 30 años, por esa época, di mi primera charla pública sobre resolución no violenta de los conflictos a los presos de la cárcel de mi ciudad, he participado activamente en el movimiento sindical, político, vecinal, ecologista, pacifista...

    no pretendo cuando escribo "juzgar la situación del planeta como abocado a un cambio radical en que pasaremos del individualismo al pensamiento colectivo y cooperativo", siempre insisto en que el futuro no está escrito en ningún sitio, ¿alguien se imaginaba hace un mes las revoluciones democráticas del pueblo árabe?, es más, me esfuerzo en exponer que, en mi opinión, hay dos futuros posibles, simplificando, he publicado en el blog más de 400 artículos sobre la crisis, algunos míos y muchos otros de un montón de autores distintos, el probable negro futuro que se avecina lo venimos anunciando en el blog desde hace más de 3 años, precisamente para evitar, en la pequeña medida de nuestras posibilidades, que se produzca ese futuro,

    el camino que llevamos nos lleva irremediablemente al pésimo futuro que anuncias, tienes razón, pero también hay motivos para la esperanza, es más, creo que los que tenemos esa esperanza tenemos que anunciarla, contagiarla,

    insisto, el futuro no está escrito, no hay determinismo, no vamos abocados ni a un sitio ni al otro, pero lo que si sabemos es que somos co-creadores de la realidad, del futuro, podemos influir en lo que nos rodea y llegar más lejos gracias a internet y otros medios,

    de nuevo gracias a los tres,

    un abrazo fraterno

    ResponderEliminar
  17. Cristobal, en mi post de hoy, intento contestar a nuestro diálogo de ayer. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Joselu, tu post de hoy es emocionante, muchas gracias, de corazón,

    un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  19. Vengo aquí desde el blog de Joselu, y me encuentro con un espacio interesante e inteligente. Un espacio donde pararse y mirar. Y soñar. Sí, a mí también me gusta soñar. Y pensar en nuevos horizontes mejores. Los sesenta pasaron, pero quedaron (ya lo dijo el poeta: "todo pasa y todo queda, pero lo nuestro es pasar, pasar haciendo camino, camino sobre la mar...") y en eso estamos. Tal vez la cosa no sea sencilla, pero creo que vamos dejando semillas soñadoras a nuestro paso, y algún día florecerán.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Miguel, muchas gracias por tus amables palabras, sigamos soñando despiertos, con los pies en la tierra y la cabeza en el cielo, un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Antes de todo quiero agradecerte tu esfuerzo por compartir tal información. Si todos difundieramos estos conocimientos podríamos crear una mayor conciencia. Sin aprendizaje no hay futuro, siempre es bueno escuchar a los demás.

    Un saludo.
    Namasté.

    ResponderEliminar
  22. Muy bueno el post.
    Creo que vivimos los últimos momentos del sistema que ha arrasado al mundo. El detonante creo que sera la escasez relativa de petróleo. Como en la sangre de un animal, no es necesario que se desangre completamente para que se produzca la muerte por anoxia.
    El fin puede estar más cerca de lo que parece y nuestra plaza de Taharir a la vuelta de la esquina, pero creo que nosotros no estamos preparados para asumir la situación y hasta que todo se estabilice en un nuevo modelo viable va a haber mucha violencia.
    Un cordial saludo

    ResponderEliminar
  23. Andrés Sánchezsábado, 12 marzo, 2011

    Comparto en gran medida el análisis realizado, y me gustaría aportar mi visión como ecologista.

    La crisis es más grave a largo plazo de lo que decimos, y la causa ecológica (escasez de recursos "baratos") alimenta a la primera (endeudamiento): a fin de cuentas, la capacidad de endeudamiento no se mide tanto por lo que ya debemos (que es mucho) como por lo que vamos a ser capaces de pagar... y si gran parte de la economía tal y como la conocemos no va a ser viable en los próximos años, la capacidad de pago (y de endeudamiento por tanto) se reduce cuando ya está muy comprometida por la deuda existente.

    El consumo privado (los deseos hechos demanda) y el crédito son las verdaderas claves de una economía capitalista. Por decirlo de algún modo, al igual que el exceso de endeudamiento desencadenó la crisis del 29, que llevó al hundimiento por la falta de expectativas (¿quién consume lo producido en un mundo depauperado, sin Estado del Bienestar y obreros con poder adquisitivo?) ahora estamos en el mismo punto (¿cómo pagar las deudas cuando los márgenes cada vez son menores porque muchos negocios no es que sean menos rentables por el fin de las materias primas baratas -suelo fértil, agua, petróleo, capacidad natural de asimilar CO2...-, es que son FÍSICAMENTE INVIABLES?).

    El punto es (y es por lo que el cambio cultural/ético/moral/espiritual o como cada uno lo quiera denominar es indispensable), es que al igual que hubo un capitalismo "social" (New Deal, bienestar europeo occidental...) están intentado un capitalismo "ecológico" (eficiencia, eficiencia y eficiencia; desmaterialización de la economía...). Pero sabemos que la física es menos manipulable que la mentalidad humana: la publicidad va a tener poco que hacer aquí.

    Como el capitalismo "ecológico" creo que va a ser menos eficaz que el "social", y a la larga va a fracasar, hay que atajar la ecuación no por el lado de aumentar nuestra capacidad de CRÉDITO ("amortizar" la deuda/inversión: pobres más ricos en el capitalismo social, menos recursos necesarios para el mismo servicio en el capitalismo ecológico) sino de "romper" la cadena deseo/necesidad/demanda. Y eso es cambio de valores.

    Lo que requiere líderes. E ideas. Y reflexiones. Como el post que me ha animado a hacer el comentario.

    ResponderEliminar
  24. Querido Andrés, muchas gracias por el magnífico comentario, comparto contigo el análisis ecologista, y al final llegamos al mismo punto, hay que romper la cadena deseo/necesidad/demanda, y eso es un cambio de valores, un cambio ético, un cambio de conciencia,

    como bien dices, hacen falta líderes, pero no al estilo tradicional, como dice Francisco Traver en su artículo, hacen falta "catalizadores cósmicos" , es la evolución,

    y también hacen falta ideas y reflexiones, como la tuya,

    un abrazo

    ResponderEliminar
  25. El artículo ha sido publicado en el periódico local "La opinión de Almería", se puede ver aquí:

    La Opinión de Almería: Los tiempos están cambiando, por Cristóbal Cervantes

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com