11/2/08

Cien curas de Madrid y los religiosos de Cataluña, contra la nota del episcopado sobre el 9-M

Quieren ser “una voz alternativa de Iglesia desde la Iglesia”. Tanto los cien curas del Foro de sacerdotes de Madrid como los abades, priores y provinciales de Cataluña no comulgan con la nota sobre las elecciones que hicieron pública los obispos. Y disienten abiertamente de ella. Los curas la tachan de “vuelta al nacionalcatolicismo”. Y los abades advierten que la Iglesia no debe estar “ni directa ni indirectamente al servicio de fuerza política alguna”.

Los curas de Madrid acaban de formar un Foro, con el objetivo de que “resuene en la sociedad otra voz de Iglesia que, a veces, puede disentir de la voz oficial de la jerarquía”. Aseguran que “no van contra nada ni contra nadie” y cuentan, incluso, con la bendición del cardenal Rouco Varela, que les recibió durante hora y media y les dijo: “No tengo nada que objetar al Foro”.

Son, hasta el momento, cien. “Una minoría muy significativa”, como ellos mismos dicen. Casi todos proceden de los barrios más marginales de Madrid, Getafe o Alcalá. Desde Vallecas a la Cañada real. Curas que viven en la frontera, a pie de obra, con la gente y que no están dispuestos a asistir impasibles “a la actual involución eclesial, que está cuestionando y desactivando el Concilio Vaticano II”.

Siete de ellos, miembros de su comisión permanente, presentaron su ideario en un almuerzo de la Asociación de periodistas de información religiosa (APIR) y criticaron a fondo el documento de la Conferencia episcopal. Tras asegurar que los obispos “no tienen el monopolio de la verdad”, aseguraron que “lo más grave de la nota es que no habla con un lenguaje solidario con los más débiles” y “lo que están diciendo a los fieles es que voten al PP, si quieren ser cristianos”. Y eso, “es volver claramente al nacionalcatolicismo”.

A juicio de los curas, la causa de esta “alineación” de la jerarquía con la derecha es que “la Iglesia está viendo amenazado su poder y sus privilegios de siglos” y, por eso, “los obispos están traicionando la neutralidad política de Tarancón” y se están “inclinando hacia el PP”. Tanto es así que los sacerdotes del Foro denuncian que “el propio programa de formación permanente del clero de Madrid está más en consonancia con la doctrina del PP que con la de la Iglesia”. Y pronto presentarán un estudio que lo demuestra.

Ante esta situación, quieren recordar a la gente que “hay otra Iglesia”, que “se puede ser buen cristiano votando a cualquier partido” y que defienden “el derecho de los cristianos a decidir su voto desde su madurez ciudadana y cristiana”.

En parecida tónica se manifiestan los abades y priores de Cataluña, en una nota firmada entre otros por Joseph Alegre, abad de Poblet, Joseph María Soler, abad de Montserrat, Enric Benito, prior de Solius, y los provinciales de casi todas las órdenes y congregaciones religiosas. Sostienen en ella que “la Iglesia no puede estar al servicio de tendencia política alguna, ni directa ni indirectamente”.

Además, los religiosos catalanes apuestan por “el diálogo para la resolución de los conflictos”, incluso “en los momentos más tensos de la convivencia social”. Por eso, agradecen “el esfuerzo de los obispos catalanes en pro del ‘seny’ y la mesura en los actuales momentos de crispación”.


Fuente: Artículo de José Manuel Vidal en Religión Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com