13/4/07

El Presidente de Eslovenia comprometido a reforzar su política con espiritualidad


Los problemas de los indígenas en América Latina o el drama del hambre en la región africana de Darfur ocupan la atención del presidente de Eslovenia, Janez Drnovsek, quien, en una entrevista con EFE, ha confesado su búsqueda de una vida espiritual y su compromiso contra las injusticias en el mundo.

Janez Drnovsek tiene 55 años, varios premios internacionales en Economía y, como jefe de Gobierno (1992-2002), fue el artífice de convertir a Eslovenia de país ex comunista a uno de los más prósperos de la Unión Europea.

Hoy, Drnovsek se considera un hombre nuevo: ha superado un cáncer, se ha hecho vegetariano, y ha abandonado su Democracia Liberal Eslovena (LDSP) para fundar el Movimiento por la Justicia y 'mejorar juntos el mundo'.

En un fluido español, el dirigente esloveno explicó su experiencia como único presidente europeo que asistió a la toma de posesión del presidente boliviano, Evo Morales, ocasión en que masticó hoja de coca en un 'acto simbólico de solidaridad con los pueblos oprimidos'. Está convencido de que 'la victoria de Evo Morales ha tenido una importancia histórica para todos los indígenas de América Latina. Han sufrido mucho durante los siglos. Su sociedad es injusta'.

Drnovsek viene advirtiendo que el rumbo erróneo de la humanidad podría llevarla a catástrofes pero no aprueba las revoluciones, sino una profunda transformación interna, espiritual. 'Yo digo, y creo que también Evo Morales piensa así, que tenemos que cambiar la sociedad y el mundo con más conciencia, mediante la transformación interna...con más fuerza espiritual. Las revoluciones violentas fracasaron. No puede construirse un mundo nuevo y mejor con sangre y nuevas injusticias', explicó.

En los últimos meses trata de llamar la atención del mundo sobre la catástrofe humanitaria en la región sudanesa de Darfur, donde miles de refugiados son acosados por fuerzas paramilitares. 'He lanzado algunas iniciativas políticas y humanitarias para mejorar la situación en Darfur. He intentado despertar la conciencia del mundo para ayudar a la gente que sufre...', confirmó Drnovsek, para quien la acción se ha mostrado útil para los mismos eslovenos. 'Hemos organizado una acción humanitaria en Eslovenia. Con mucho éxito. Yo digo: cuando ayudamos a Darfur (o a otros que sufren) nos ayudamos también a nosotros. Devenimos en gente mejor, más abiertos y generosos. Y me parece que hemos despertado un poco la política internacional para que se mueva y ponga fin al genocidio en Darfur'.

Sin embargo, muchos obstruyen la solución, ya que, a su juicio, 'al gobierno de Sudán no le importa el sufrimiento de su pueblo. Los rebeldes ya luchan entre sí por el poder futuro. Los diplomáticos internacionales se toman mucho tiempo, para unas acciones ficticias. Sólo admiro a miles de voluntarios humanitarios que trabajan en Darfur en condiciones muy difíciles y salvan vidas'.

Drnovsek rechazó que la acción del presidente de un pequeño país, o de cualquier ser humano, sea insignificante, porque, asegura, 'cada persona puede hacer algo. Y tiene que hacerlo. Cada vida que salvamos importa'.

Añade que, siguiendo su voz interna, logró vencer al cáncer, que los médicos le descubrieron en 2000, aunque no lo han dado por superado. 'Es así. He simplificado mi vida. Vivo en la naturaleza y sólo pienso de una manera positiva. Sigo mi intuición. Tengo mucha más energía ahora', reveló. Desde hace un año, el mandatario esloveno vive en una casa de madera en plena naturaleza, amasa su propio pan de harina ecológica y tanto él como su perro mastín Brodi son vegetarianos, una filosofía que intentará que traspase los intereses de la Unión Europea.

En su nuevo enfoque espiritual de la política, ha presentado un plan de paz detallado para Kosovo (Serbia) y ha pedido disculpas por las caricaturas del profeta Mahoma, publicadas en algunos periódicos eslovenos. Su página web aboga por preservar la naturaleza, la protección de los niños, ancianos y animales, se afirma en la energía positiva entre los hombres y en un cristianismo genuino como el propagado por Jesús.

Sin embargo, precisa que su transformación de político en líder espiritual y humanitario no ha sido repentina: 'Cada uno cambia. Lo importante es que cambie para mejor. Tiene que aumentar su conciencia. Y lo que importa es la verdad. Tienes que decir la verdad a ti mismo y a todo el mundo. Yo lo hago ahora'.

Terra Actualidad - EFE

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com