17/11/07

Los parlamentos de Cataluña y Andalucía se equivocan

Esta semana hemos conocido dos resoluciones de los parlamentos de Andalucía y Cataluña a mi entender equivocadas. La cercanía de las elecciones generales no es ajena a ambas resoluciones con un marcado carácter electoral.

El Parlamento de Andalucía ha aprobado una reprobación del eurodiputado del Partido Popular Alejo Vidal-Quadras y ha pedido su dimisión como diputado en el parlamento europeo. Vidal-Quadras había hecho unas declaración en una radio ultraconservadora en las que calificaba a Blas Infante, "padre de la patria andaluza" según el Estatuto andaluz, de cretino integral, payaso y subnormal profundo, aunque unos días más tarde retiró sus palabras. Blas Infante es considerado el primer nacionalista andaluz, aunque su nacionalismo era abierto y tolerante, no independentista y progresista. Lo asesinaron los fascistas cuando ya había conseguido una propuesta de Estatuto de Autonomía que si no es por el golpe de estado franquista se hubiera aprobado en el congreso español y habría situado a Andalucía como otra comunidad histórica en el Estado español.

Sin duda las palabras de Vidal-Quadras son ofensivas y descalifican al que las dice, pero entran dentro de su libertad de expresión, ya se sabe que los nacionalistas españoles no soportan a los nacionalistas andaluces, catalanes, vascos, etc, y viceversa. El Parlamento andaluz no se puede convertir en una nueva Inquisición que diga qué se puede decir y qué no y decidir quién puede ser eurodiputado. Además a los andaluces en general este tema les preocupa bien poco, lo ven más bien como un asunto de políticos que no les afecta.

Por otra lado, el Parlamento de Cataluña, en una decisión insólita y sin antecedentes, ha pedido la dimisión de la ministra del gobierno español Magdalena Álvarez por la crisis de los trenes de cercanías y el tren de alta velocidad, aunque parece que en el transfondo hay una crítica más profunda a la defensa de la ministra de un modelo solidario de regular el tráfico aéreo en toda España, que no gusta al nacionalismo catalán que quiere regular el tráfico aéreo de su aeropuerto de manera autónoma. Esta resolución del parlamento catalán abre una veda nunca abierta en España. A partir de ahora, el parlamento español puede pedir la dimisión de un miembro del gobierno catalán, ¿qué dirán los nacionalistas catalanes si esto sucede?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com