6/11/07

Imagina la paz, por Amy Goodman


Un rayo de luz en los tiempos de oscuridad

John Lennon habría cumplido 67 años a principios de octubre si no lo hubiera asesinado en 1980, a los 40, un fan perturbado. En su cumpleaños, el 9 de octubre, su viuda, la artista y activista en pro de la paz Yoko Ono, cumplió un sueño que ambos compartían. En Islandia inauguró la torre Imagine Peace (Imagina la Paz), un pilar de luz que emerge de un pozo de los deseos, circundado en el piso por la frase “imagina la paz”, en 24 idiomas.


Ahora el legado de Lennon es más relevante que nunca. El gobierno de Nixon lo espiaba e intentó deportarlo, todo porque se oponía a la guerra de Vietnam. Hay lecciones vitales y un paralelismo sobrecogedor con los detalles del programa de intervención telefónica sin justificación legal, con la participación del Pentágono, en el espionaje dentro del país, y con las redadas masivas de inmigrantes, acciones del gobierno de Bush.

Ono concibió la torre de la paz hace 40 años, al inicio de su relación con Lennon. Habiendo crecido en Japón, sobrevivió el bombardeo aéreo de Tokio. Ella me dijo: “por el recuerdo de lo que sufrí en la Segunda Guerra Mundial, algo tan incrustado en mí, sé lo terrible que es vivir una guerra”.

Y continuó: “pensé en construir una torre de luz, y a John le encantó la idea de una torre de luz que emergiera de vez en cuando. Y de hecho, surgió la idea la primera vez que me invitó a su casa, en 1967. Pensé que se trataba de una fiesta o algo así, pero no, era un día muy apacible. Y me dijo: ‘Bueno, en realidad te invité porque quiero saber si podrías construir nuestro faro en mi jardín’, y yo le dije: ‘Ay, querido, no, no. Es una idea conceptual. Yo no sé cómo construir nada’, y me reía. Pero entonces quiso este faro, y eso fue hace 40 años”.

Hace 40 años, la joven pareja comenzó a involucrarse más y más activamente en el movimiento contra la guerra de Vietnam. La FBI, bajo la dirección de J. Edgar Hoover, gastó tremendos recursos en identificar a los críticos, a los más involucrados en cualquier disenso aunque fuera perfectamente legal. Esto se filtró después como Cointelpro, el programa de contrainteligencia de la FBI, que por décadas espió, infiltró y perturbó a grupos dentro del país.

Lennon era un pacifista en la tradición de Mahatma Gandhi y Martin Luther King Jr. Conforme el movimiento contra la guerra creció en militancia, Lennon y Ono se casaron y utilizaron su luna de miel como un llamado público a la paz. Decidieron pasar una semana en la cama, exhibir su “encamada”. Sabiendo que su acción atraería a los medios noticiosos mundiales, los recién casados se aseguraron de que su llamado a la paz fuera escuchado y de que todas las fotos incluyeran la palabra paz. Lanzaron un cartel y una campaña de espectaculares, utilizando la frase “The War Is Over – If you want it” (La guerra ha terminado, si así lo quieres). Las acciones eran creativas, ligeras y alegres, pero amenazaron claramente al gobierno de Nixon.

Desarrollaron entonces conexiones más cercanas con el movimiento estadunidense contra la guerra y, para 1971, planeaban un concierto masivo para obtener votos que ayudaran a derrotar a Nixon. Nixon y Hoover recrudecieron su campaña para neutralizar a Lennon.

La FBI incrementó la vigilancia y el hostigamiento hacia Lennon, e intentó deportarlo. Las actividades de Lennon también fueron rastreadas por la CIA, como revelan documentos recién desclasificados. El senador Strom Thurmond, archiconservador, escribió un memorando secreto al general John Mitchell impulsando la deportación, por lo que el esfuerzo cobró mayor vigor. Lennon derrotó el intento de deportación y para 1980, con el lanzamiento del álbum Double Fantasy, estaba otra vez mostrándose pleno de brillantez creativa, pocas semanas antes de ser asesinado.

Hoy continúan las revelaciones de intervenciones telefónicas y acciones de vigilancia del gobierno actual. La compañía Verizon acaba de revelar al Congreso que entregó registros de sus clientes al gobierno en más de 94 mil ocasiones de 2005 en adelante. La Unión Estadunidense por las Libertades Civiles acaba de destapar la complicidad entre el Pentágono y la FBI para brincarse la ley en aras de obtener información financiera y crediticia en Estados Unidos. Le pedí a Yoko Ono que comparara los gobiernos de Nixon y Bush: “No me conciernen los políticos profesionales. Siempre he creído que podemos cambiar el mundo mediante los movimientos de las bases. Es algo muy importante. Es la primera vez que me doy cuenta de que si respeto tanto este país es porque hay mucha gente que intenta dar un giro al mundo hacia la paz”.

Con las manifestaciones contra la guerra que se realizaron en varias ciudades de todo Estados Unidos el sábado 27 de octubre (ver oct27.org), el legado de John Lennon está vivo, desde el cielo iluminado de Islandia hacia las muy vigiladas calles de nuestro país.


Amy Goodman es conductora del programa Democracy Now!, noticiero internacional diario emitido por más de 500 estaciones de radio y televisión en Estados Unidos y el mundo.


Fuente: La Jornada

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com