16/5/07

Foro Espiritual de Estella 2007 28 de Junio – 1 de Julio


El Foro Espiritual-Estella nace del convencimiento de que en un tiempo de pluralismo religioso y cultural como el nuestro, el diálogo entre las diferentes tradiciones religiosas y espirituales constituye un valor en sí mismo y un cambio profundo en las relaciones mutuas entre dichas tradiciones. Supone además un factor decisivo para el establecimiento de una convivencia social justa y pacífica. La experiencia que vivimos en la primera nos estimuló seguir trabajando en la misma línea. Pronto hará un año que Estella fue cruce de caminos, lugar de encuentro. Queremos, en el 2007, proporcionar de nuevo ese espacio donde la convivencia de las más diversas comunidades espirituales y religiosas sea posible en un clima de respeto, armonía y belleza. El evento pretende contribuir a la edificación de un mundo de cooperación y mutuo enriquecimiento. Deseamos alentar un clima de interés por las cuestiones espirituales y acercar al ciudadano a una mayor comprensión de la diversidad existente en este ámbito. Aspiramos a revivir un espíritu de diálogo y de fraternidad humana, armonizador de las diferencias culturales y espirituales.

Principios del Foro

El Foro Espiritual es un espacio de encuentro, diálogo y mutuo enriquecimiento entre las comunidades espirituales y religiosas. Las comunidades acuden con un espíritu abierto y sensible a la escucha. Buscan enriquecerse con la aportación y el legado espiritual del que el diferente es portador. Las comunidades participantes vienen avaladas por su contribución al bien común. La organización trabajará para lograr concitar en el Foro el más amplio espectro de comunidades religiosas y espirituales.

Mutuo enriquecimiento religioso y cultural

Para el progreso futuro de la humanidad es vital encontrar formas armoniosas de abordar la diversidad religiosa y cultural en el ámbito local y global. La esperanza de todos los tiempos es un mundo en paz, sin embargo es inconcebible ese mundo anhelado mientras no caigan las barreras que a lo largo de la historia han separado a unos credos de los otros. La conciencia de paz es una conciencia de unidad que abarca en primera instancia la dimensión espiritual: la unión interna con todos nuestros semejantes, independientemente de sus formas de vincularse con la Realidad Última.

Ante los exclusivismos del pasado, cada día se está imponiendo con mayor firmeza la importancia del mutuo enriquecimiento espiritual. Sin necesidad de llegar a un sincretismo que supondría un empobrecimiento, existe en el pluralismo religioso, una complementariedad que a todos nos beneficia. Esta visión integradora que cada día está ganando mayor número de adeptos es la que deseamos proyectar a través del Foro Espiritual. El Foro aspira a contribuir a encontrar pautas y líneas de interacción entre las diferentes tradiciones espirituales y religiosas. Consideramos que este tipo de eventos comienzan a ser una demanda social. El ciudadano pide una mayor comprensión y vivencia de la diversidad espiritual. Estella pretende atender a esa creciente demanda contribuyendo a profundizar y extender una vocación interreligiosa. Deseamos que Estella y el Foro se perpetúen en el futuro como espacio de encuentro y diálogo en este ámbito.

Lema: “Allí donde se juntan los Caminos”

Somos conscientes de que la unidad externa, el mundo de mayor armonía y solidaridad entre las diferentes culturas, espiritualidades y religiones al que todos aspiramos, se gesta primeramente en la esfera de lo interno. Consideramos que la aceptación de los diferentes caminos y tradiciones religiosas en cuanto formas legítimas y mutuamente enriquecedoras de vincularnos con la Fuente de toda vida, con el Origen de todo el amor, es condición indispensable para el establecimiento de correctas y armoniosas relaciones entre los humanos. Si los hombres y mujeres de los diferentes credos y tradiciones no se encuentran en lo interno, difícilmente podrán construir una unión en lo externo. La unidad en los diferentes campos de la actividad humana deriva de una conciencia más o menos difusa, de que en lo más profundo de nuestro ser, todos estamos unidos, somos hijos de un mismo Origen. “Allí donde se juntan los Caminos” es el lema del evento, pues estamos absolutamente persuadidos de que el ser humano ha de afrontar sus grandes retos globales en unidad, una integración que en nuestra opinión comienza en la convergencia en su dimensión más interna o espiritual. Deseamos subrayar la consideración de que la unificación religiosa pasa por el respeto de todas las identidades. La unión en el fondo implica por supuesto el respeto y la conservación de las más diversas formas espirituales respetuosas de la dignidad del ser humano.

Contenido de los Espacios del Foro He aquí los tres espacios fundamentales en los que se manifestará el Foro:

Espacio de diálogo. Será el espacio de partida para que las diversas comunidades espirituales y religiosas se den a conocer y compartan su legado. En esta segunda edición proponemos los siguientes temas: “Caminos de mística”, “Caminos de compromiso humano” y “Caminos de Tierra” (Espiritualidad y amor a la Tierra). Estas mesas redondas serán por la mañana. Deseamos que cada Foro tenga un fondo temático particular que se tratará en las tardes, también en mesas de diálogo. En esta ocasión seleccionamos el tema “Grandes tradiciones religiosas y nuevos movimientos espirituales”.

Espacios de celebración. Partimos del darnos mutuamente a conocer, es decir de la presentación y revelación particular de cada comunidad, de ahí pasamos al diálogo intelectual, pero no ocultamos que nuestro primordial objetivo es alcanzar, en la medida de lo posible, la comunión en el espíritu. He ahí nuestra gran aportación a la sociedad: la hermandad en gestación por encima de las divisiones religiosas del pasado. En este tercer espacio las comunidades espirituales y religiosas vivencian ya la unidad, una unidad por supuesto basada en la gran diversidad formal, pero al mismo tiempo en una unión esencial en el fondo. Pretendemos ir por lo tanto más allá de la reflexión puramente académica. Las Prácticas matutinas, la Oración y las Ceremonias Interreligiosas, el Templo Universal, nos darán oportunidad para esta experiencia espiritual compartida. Poder crear entre todos un espacio sagrado, equidistante, pero a la vez vivo, original y creativo, en el cual todas las personas y comunidades nos sintamos a gusto, incluidos y partícipes, es uno de los más ambiciosos retos de este Foro.

Espacio abierto. En este espacio se incluyen conferencias, comunicaciones, talleres, exposiciones, proyección de audiovisuales… propuestas variadas y temas de interés a abordar de forma participativa y activa. Un espacio único para compartir y difundir los valores que subyacen en cada tradición, las herramientas que cada tradición espiritual y religiosa ha empleado a lo largo de los siglos para acercarse a la trascendencia...

Otros espacios del foro: espacio artístico, espacio de stands de las diferentes comunidades…

Una apuesta de futuro

No trabajamos exclusivamente para el evento puntual del Foro, aspiramos a lograr sostener en el futuro un espacio permanente de diálogo y encuentro interreligioso e interconviccional. Deseamos consolidar a partir de la iniciativa del Foro de Estella una plataforma interreligiosa que se coordine con las otras plataformas que ya operan en la península. Somos conscientes del pionerismo de la iniciativa, de ahí que nuestros esfuerzos se centren en generar un clima de confianza, una dinámica de diálogo y trabajo amable y participativa entre las diferentes comunidades espirituales y religiosas que se han sumado al proceso. Hemos querido que el Foro abarque el mayor espectro de filiaciones religiosas y espirituales. En ninguno de los casos nos conformaremos con las voluntades y sensibilidades que logremos sumar, siempre habrá una posibilidad de ampliar nuestro círculo de diálogo y encuentro. En ello invertiremos ilusión y esfuerzo.

Más detalles del Foro y cómo participar en: www.foroespiritual.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com