13/11/08

Apoya a la gente de Congo


La gente del Congo necesita nuestra ayuda. En las últimas semanas, más de 200.000 personas han tenido que dejar sus hogares, y las asesinatos y las violaciones abundan.

Las fuerzas de paz de Naciones Unidas en Congo no han intervenido para proteger a los civiles. Mientras leemos este mensaje, miles de familias atascadas entre la violencia de los rebeldes y el ejército congoleño huyen para salvar sus vidas, sin comida. Los únicos refugios son campos repletos de gente, que ahora enfrentan el peligro de epidemias. Esta es una tragedia humana de proporciones inimaginables. A pesar de esta situación urgente, los Ministros Europeos de Asuntos Exteriores que se han reunido esta semana, han dicho que es demasiado pronto para actuar.

Europa puede enviar fuerzas de paz bien equipadas en dos semanas, nadie más tiene la capacidad de tener semejante presencia tan pronto. Si Europa envía fuerzas neutrales a la región y ayuda a presionar a Congo y sus países vecinos en conjunto con las Naciones Unidas y líderes africanos, esta crisis humanitaria puede resolverse y pueden encontrarse caminos que arriben a una paz duradera. Esta dura crisis no será resuelta con acciones militares, pero los civiles necesitan urgente protección y un involucramiento apropiado de parte de la Unión Europea puede ayudar a su resolución.

La experiencia de Ruanda nos enseña que es mejor intervenir antes que sea demasiado tarde - pero los políticos europeos parecen haberlo olvidado. La gente del Este de Congo nos necesita ahora. Envía un mensaje a tu Jefe de Estado. También publicaremos anuncios en los principales diarios europeos. La situación se deteriora día a día. Cuantos más mensajes los líderes europeos reciban esta semana, más presión sentirán de parte de los ciudadanos y gente de todo el mundo por estar a la altura de las circunstancias y proteger a los congoleños. Sigue este link para enviar tu mensaje:

http://www.avaaz.org/es/european_action_on_congo/

Los recientes enfrentamientos entre las milicias del General Nkunda y el ejército congolés son las últimas registradas en un lugar donde la población ha sido atacada y aterrorizada durante años por grupos armados. Ha sido nombrada "la guerra mundial de África" con Ruanda, Uganda, Zimbabue, Angola y Namibia involucrados. Los combates son alimentados por una economía de guerra basada en la extracción de minerales como el coltan, cobalto, diamantes y oro, minerales con los que todos estamos conectados a través del mercado mundial.

Las acusasiones abundan sobre la intervención de tropas de Angola y Zimbabue a favor del ejército de Congo, sobre soldados congoleños cometiendo atrocidades y apoyando a milicias (incluyendo los grupos armados hutus de Ruanda, algunos de cuyos líderes son responsables del genocidio de 1994) y sobre el ejército ruandés apoyando al General Nkunda para empujar al gobierno de Congo a cumplir con sus compromisos de desmobilizar esas mismas milicias hutus. Así, no resulta una sorpresa que la diplomacia africana a solas esté puesta en duda.

La misión de Naciones Unidas (MONUC) está en Congo para mantener la paz entre esta telaraña de grupos armados, pero recientemente ha declarado que no puede proteger a los civiles. Sabemos por fuentes fidedignas que la MONUC está desesperadamente intentando incorporar a las fuerzas de paz europeas en un esfuerzo por reestablecer la legitimidad internacional que ha perdido, dadas las percepciones existentes en cuanto a tomar partido (las tropas de las Naciones Unidas han luchado en conjunto con el ejército congoleño y además son acusados de dar apoyo a las milicias pro-gobierno).

En pos de fuerzas de paz creíbles y efectivas, la misión de Naciones Unidas en Congo deberá ser reformada y reenviada.
En el largo plazo, la comunidad internacional necesita ser un agente honesto y fuerte para asegurar la implementación de los acuerdos de paz y confrontar con las causas que subyacen en el inicio de esta guerra. Si Europa envía fuerzas neutrales por un corto plazo a la región para proteger a los civiles, este puede ser el comienzo del cambio de términos en este juego brutal, proveyendo la base tanto para defender a los indefensos como para dar apalancamiento político a todas las partes. Haz clic abajo para enviar un mensaje instando a los líderes de tu país a apoyar esta acción ahora:

http://www.avaaz.org/es/european_action_on_congo/


No podemos dejar pasar esta oportunidad de detener el terror en Congo mientras los líderes europeos dan la espalda. Congo necesita acuerdos claros ahora. Europa está dando millones en ayuda a Congo y Ruanda para asegurar su reconstrucción y desarrollo, pero sin un empuje fuerte y permanente, no habrá paz que mantener.

Enviemos una catarata de peticiones por una acción contundente a los líderes europeos. Firma la petición y por favor, reenvíala a amigos y familiares:


http://www.avaaz.org/es/european_action_on_congo/


Fuente: Avaaz

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com