5/2/08

La fe mueve patrañas, por Antonio Avendaño

Este artículo y el anterior de Luis Solana analizan las causas del odio de parte de la derecha a la izquierda en España. Antonio Avendaño es periodista de Público.

Hay una derecha española que tiene una fe ciega en la maldad de la izquierda, de manera que nada que desmienta esa maldad tiene crédito alguno para ella. También hay una izquierda española a la que le ocurre lo mismo con la derecha, pero se trata de una izquierda marginal. Hoy hablo de una derecha convencida de patrañas como que la izquierda tritura bebés de ocho meses en las clínicas abortivas, asesina enfermos terminales en las urgencias de los hospitales o urde pavorosos atentados con apariencia de haber sido cometidos por cuatro moros desharrapados. Sus certezas son tan sólidas que ningún hecho las desmentirá jamás. Ningún hecho ni, por supuesto, ninguna sentencia. La sentencia del 11-M nunca convencerá a esa derecha de la autoría estrictamente islamista del 11-M. La sentencia de la Audiencia de Madrid nunca convencerá a esa derecha de que los médicos de urgencias de Leganés no mataban a sus pacientes.

En la atribución de maldades a la izquierda tal vez yerre en algún detalle, pero para esa derecha la verdad no está en los detalles. La verdad emana de su fe y nada más que de su torcida fe. Los hechos, las sentencias, los contrastes, los desmentidos son irrelevantes. De ahí que se trate de una derecha tan problemáticamente democrática. Aun así, no debería haber duda de que esa derecha no es toda la derecha española. No lo es pero lo parece, y por parecerlo es por lo que va a perder estrepitosamente estas elecciones.


Fuente: Público

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com