20/6/09

"Aconsejamos la meditación a los directivos"

Entrevista a Francisco Giménez Plano, consultor

Afirma que directivos y trabajadores tendrían que buscar espacios de silencio para mirar el entorno como observadores imparciales.

--¿La meditación puede tener un papel en la empresa?
--Ya lo tiene. Hemos realizado un estudio que concluye que uno de los aspectos peor manejados por los directivos es el estrés. A partir de ahí, hacen falta nuevas técnicas y nuevos hábitos. Y la meditación puede ser uno de ellos.

--¿De qué forma?
--Buscando espacios de silencio.

--Pues qué bien: estamos a favor del silencio.
--Se trata de que el directivo, desde ese espacio de silencio, pueda mirar el entorno como un observador imparcial. Y también conectar consigo mismo, con su propósito, con su misión, y con sus valores. Y observar cómo sus acciones están de acuerdo o no con ellos. La meditación te convierte en un observador desimplicado. Los directivos, de esta forma, miran con ecuanimidad sus acciones.

--Lo pueden hacer sin meditación.
--Exacto, es algo que sabemos hacer los seres humanos. Acabamos una conversación y pensamos: debería haber dicho aquello, o tendría que haber reaccionado de forma diferente. Sabemos hacerlo, pero la meditación nos ayuda a conectar mejor con nosotros mismos, y a crear un espacio para nuestra calma interna.

--Y reduce el estrés.
--Sin duda. Nosotros aconsejamos la meditación a los directivos. Hay compañías muy importantes que ofrecen ese espacio de tranquilidad y reflexión no solo para directivos; también al resto de trabajadores.

--El estrés es el gran problema, aparte de la crisis.
--Muchos directivos tienen dificultades para descansar, para dormir, para relajarse durante los fines de semana. Y en época de crisis se ha acentuado. Y se ha trasladado a otros niveles de las empresas. Han aumentado mucho las bajas por estrés o ansiedad.

--Son la segunda causa de baja.
--Aunque sea por razones económicas, ya vale la pena invertir en gestión de las emociones en las empresas. Tendría un impacto enorme.

--¿De qué se trataría, exactamente?
--De desarrollar la inteligencia emocional y espiritual en las empresas.

--¿Inteligencia espiritual?
--Consiste en el manejo de los propios pensamientos, de los sentimientos y las emociones en relación con los demás y con uno mismo. Esa es la clave para manejar los niveles de presión y el estrés al que habitualmente estamos sometidos.

--¿También el estrés provocado por la incertidumbre en plena crisis?
--El que genera la incertidumbre solo puede combatirse con una conciencia de uno mismo más elevada.

--¿?
--Se trata de discernir aquello sobre lo que tienes control y aquello sobre lo que no tienes control en tu vida. Y discernir qué intención puedes poner para crear una realidad u otra. El miedo genera miedo, y resistencias. El optimismo, la alegría, la energía, el impulso, generan una intención y una realidad totalmente diferente en las empresas.

--¿Y el futuro?
--No podemos controlar el futuro; el futuro llegará de cualquier forma.

--¿Qué podemos hacer?
--Manejar nuestro presente, el aquí y ahora. ¿Qué estoy pensando en este momento? ¿A qué contribuye ese pensamiento? ¿Qué emoción me genera? ¿Qué impacto va a tener lo que yo haga desde esa posición personal? Eso es en lo que podemos influir. No en otra cosa.

--¿Cómo casan management y espiritualidad?
--El management se enfoca en los recursos que tienen que gestionar los directivos de una organización, ya se trate de un quiosco o de una gran empresa. Trascendiendo el management está el liderazgo, que tiene que ver con el crear un futuro, una visión, con soñar algo y compartirlo con los demás.

--¿Y la espiritualidad?
--Para mí el termino espiritualidad no es religioso; tiene que ver con el sentido que le damos a las cosas. Con la trascendencia de lo que hacemos, más allá de nosotros mismos. Cualquier actividad, ya sea empresarial o personal, la podemos ver como una tarea aislada o como parte de algo mayor. El sentido del trabajo lo encontramos cuando forma parte de algo mayor. Hay empresas con propósito, más allá de los propios beneficios, que son capaces de construir comunidad.

--¿Qué es construir comunidad?
--Superar el binomio material de la relación. Los pagos y contratos no generan emoción. En el momento en que alguien te pague algo más, cambiarás de compañía. Cuando te ofrezcan un producto de un precio inferior, comprarás ese producto. Trascender el binomio material supone generar una emoción social; plantearse para qué más sirve ese producto, qué valores hay detrás.

Fuente: El Periódico de Catalunya

11 comentarios:

  1. Joer, ¿por qué será que siempre que veo unir los conceptos de herramientas de autoconocimiento (yoga, meditación.......) y management solo veo $$$ en los ojos de los que lo argumentan? ¿Me lo tengo que hacer mirar?

    ResponderEliminar
  2. A mi me parece que el $$$ es importante. Tu comentario me recuerda al que últimamente estoy oyendo por ahí. Que los gobiernos y las empresas se están volviendo ecológicas porque en realidad a la larga les beneficia y no por otra cosa.

    Vale, es verdad. Y para qué, si no, es uno ecológico? a mi entender, la ética es una forma de supervivencia. La única forma inteligente de supervivencia. No hay que tomarla como unas reglas para ser bueno, le pese a quien le pese ¿no?

    ResponderEliminar
  3. De acuerdo con Manolo. La Compasión tiene un sentido.Hay una Compasión sabia y una Compasión idiota.

    ResponderEliminar
  4. Pues efectivamente me pasa lo mismo con "la imagen verde" empresarial y con la nueva moda de la "responsabilidad social corporativa". Meros lenitivos para que todo siga igual. Sí, definitivamente, me lo tengo que hacer mirar.

    ResponderEliminar
  5. Gracias por vuestros interesantes comentarios,

    es verdad que la "nueva imagen" de las empresas tiene mucho de mentira, pero creo que el entrevistado sabe de lo que habla, y en mi opinión es muy interesante unir meditación y trabajo, en realidad, para mi es interesante unir la meditación casi con cualquier cosa, en el blog intento seguir los avances en todos los sentidos del mundo de la meditación en la economía, la enseñanza, la política, la ecología, la medicina, etc,

    practico meditación desde hace muchos años y creo sinceramente que es muy positiva para casi todo el mundo, tiene sus deficiencias como práctica espiritual, sobre todo para las mujeres, y puede estar desaconsejada en personas con determinadas enfermedades, pero en general es positiva, o esa al menos es mi experiencia,

    un abrazo de Cristóbal

    ResponderEliminar
  6. Preguntas: ¿No es la meditación la única cosa que sirve para nada?
    ¿Son compatibles meditación y el abigarrado mundo de propósitos de nuestras élites?
    Un abrazo. Ikkyu

    ResponderEliminar
  7. La forma está en en vacío como el vacío está en la forma, la nada está en el todo como el todo está en la nada,

    saludos de Cristóbal

    ResponderEliminar
  8. No quisiera que se dedujera de mis comentarios un rechazo a la meditación. Todo lo contrario....me parece una herramienta fundamental para el avance individual, y de él, al avance social. Lo que si puedo decir es que desde que medito (hace unos tres años)creo que el principal efecto es que cada vez me gusta menos que se falseen los mensajes, y me vendan motos incoherentes. Y para mí , meditación (que necesita sosiego para asentar sus efectos y no caer en el puro narcisismo elitista), y empresa maximizadora de beneficios monetarios a corto plazo (y no nos autoengañemos, esa es nuestra empresa actual) son incompatibles.

    De ahí que la meditación es algo a trabajar en espacios no mercantilizables, y de ahí, ser llevada a través del individuo a la empresa. Lo contrario, me parece inflar una nueva burbuja, la burbuja del autoconocimiento y banalizar este concepto.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Rafael, gracias de nuevo por tu interesante mensaje, me interesa mucho el tema de la meditación, y lo que planteas es muy importante,

    yo concibo la meditación como el paño que se moja en el cubo de tinta y luego se cuelga al sol para que la luz y el viento seque el paño y la tinta que se ha quedado impregnada ya no se vaya, con una sola vez que metas el paño en el cubo no adquirirá el tono de color que quieres, necesitarás repetir el proceso varias veces,

    de la misma forma, si la meditación (meter el paño en el cubo de tinta) no se expone para que le de el sol y el viento no se le quedará la tinta impregnada, ¿me explico?,

    hay que compatibilizar la meditación con la vida, el trabajo, las relaciones, etc, o por lo menos así lo veo yo, por eso en un mundo mercantilizado no me extraña que la meditación pueda mercantilizarse, pero si eso sirve para expandirla no creo que sea malo, siempre que hablemos de técnicas y personas auténticas, porque es verdad que en el mundo New Age hay mucho "gato por liebre", como en todo,

    pero reconozco contigo en que se está creando una peligrosa burbuja con las técnicas de autoconocimiento, un psicólogo amigo que sabe de lo que habla, dice que después de la bomba nuclear y la bomba genética estamos a punto de vivir la bomba de los estados alterados de conciencia, porque cada vez más gente experimenta con drogas y técnicas que expanden la mente sin la debida preparación ni acompañamiento, y eso puede ser muy peligroso,

    un abrazo de Cristóbal

    ResponderEliminar
  10. Ahora que Mario Conde va de Gurú budista... los directivos van a ponerse a meditar.

    Bien, vamos bien: el día que vea a Emilio Botín cantando Hare Krisna... invertiré en otro banco :)

    Saludos!

    Emilio Iglesias.

    ResponderEliminar
  11. Hola Emilio, gracias por tu irónico comentario,

    en mi modesta opinión la práctica de la meditación bien hecha, sin necesidad de vinculación a ninguna iglesia o religión, es beneficiosa para casi todo el mundo, incluyo aquí a los empresarios, y el cambio positivo que produce en las personas no es sólo bueno para ellas sino también para la sociedad,

    saludos de Cristóbal

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com