14/5/07

Jon Sobrino afirma que los apoyos recibidos van a mejorar la Teología de la Liberación


El teólogo vasco se pronuncia por primera vez en un libro tras la censura del Vaticano. Agradece el respaldo en el epílogo de la obra 'Bajar de la cruz a los pobres', editado por 40 teólogos en su defensa

El teólogo vasco Jon Sobrino ha roto por vez primera su silencio tras la censura de la que fue objeto por parte del Vaticano para agradecer públicamente a todos los que le han expresado durante este tiempo su adhesión, especialmente a los autores de Bajar de la cruz a los pobres , un libro editado en su apoyo y que ya es interpretado como un "resurgimiento" de la Teología de la Liberación.

El teólogo, que interviene en el epílogo de la obra, valora especialmente que la publicación haya sido escrita "en un tiempo muy breve, con lucidez y amistad. Me alegra percibir en el libro un espíritu de cuerpo, que sólo bienes puede traer", describe.

Los cuarenta teólogos que han participado en esta iniciativa son sólo na "antología" de los más significativos que se han decidido a ofrecer una respuesta oficial y contundente al Papa por la reciente condena a Sobrino.

El propio teólogo es consciente de que cada uno de estos autores y autoras tiene sus propios intereses teológicos, pero su reflexión va más allá al considerar que el paso del tiempo hace "que se vaya diferenciando el pensar teológico en América Latina". Tras ello percibe este jesuita "una gran tradición que queremos mantener, actualizar y mejorar, la tradición de la Teología de la Liberación", confiesa abiertamente.

Bajar de la cruz a los pobres demuestra para José María Vigil, de Agencia Latinoamericana y responsable de la publicación, "que los teólogos de la liberación están ahí, existen y están vivos". Aunque hay muchos sectores que dicen haber asistido al entierro de esta corriente teológica que comenzó en Iberoamérica después del Concilio Vaticano II, Vigil apostilla, no exento de ironía, que "tal vez se equivocaron de difunto".

Leonardo Boff, que ya recibiera un sonoro tirón de orejas del propio Ratzinger en 1985, prologa el libro asegurando que pretenden ayudar a un hermano, Jon Sobrino, "sometido a una penosa tribulación por causa de su fe reflexionada y meditada, que es lo que se llama 'teología'". "Le expresamos nuestra fraternidad, haciendo lo que Sobrino siempre hizo con seriedad y compasión: pensar la fe en Cristo en el contexto de los pueblos crucificados".

El libro ya ha sido colgado en Internet por la Asociación Ecuménica de Teólogos/as del Tercer Mundo. Aunque está editado con ocasión de la Notificación vaticana sobre Jon Sobrino, los teólogos apuntan más allá, defendiendo y llevando más allá la "cristología de la liberación", que es lo que en definitiva está en cuestión, esa cristología que pone especial interés en "bajar de la cruz a los pobres". Entre los teólogos que suscriben el apoyo a Sobrino figura el propio Boff, Marcelo Barros, Teófilo Cabestrero, Oscar Campana, Víctor Codina, José Comblin, Lee Cormie, Eduardo de la Serna, José Estermann, Benedito Ferraro, Eduardo Frades o Arturo García Dávalos.


Artículo publicado en Noticias de Guipuzkoa

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com