6/12/08

Cambio Climático: el liderazgo europeo se hunde


Mientras la atención del mundo se centra en otros lugares, las negociaciones globales para frenar el cambio climático están llegando a la hora de la verdad. Los líderes del mundo se reúnen en Polonia esta semana para negociar un paquete que nos lleve a un nuevo acuerdo global, pero tres países europeos, Alemania, Italia y Polonia, están frustrando las conversaciones.

Por nuestro futuro, debemos urgentemente influenciar a los líderes de estos tres países (Merkel, Berlusconi y Tusk) antes que presenten, la próxima semana, su postura frente al resto de los líderes reunidos en asamblea. Si no logramos que cambien de posición, Europa no logrará alcanzar una posición única, lo cual puede literalmente complicar todo el proceso global.

Aquí en la Conferencia de Naciones Unidas en Polonia y en las negociaciones de la Unión Europea en Bruselas, miembros del equipo de Avaaz han agendado reuniones cara a cara con influyentes interlocutores del tema clima para entregarles nuestra petición global y estamos preparando una fuerte presión popular, organizando una serie de eventos la semana que viene allí donde Merkel y Tusk se reúnan. Haz clic aquí para sumar tu nombre a la campaña y luego reenvíalo a tus amigos:

http://www.avaaz.org/es/europe_climate_crunch_time


Durante el último año, EE.UU., Canadá y Japón han sido los peores obstructores en las negociaciones por el clima, como quedó demostrado anteriormente en Bali. Pero ahora, Bush, Fukuda y Harper están transitando hacia la salida de sus respectivas administraciones. Un repentino cambio de rumbo podría estar cerca, sólo si Europa no abandona su ambicioso programa para frenar el cambio climático. Las dudas de Europa de último momento pueden condenar las negociaciones globales al fracaso.

Los lobbies del carbón y los metales pesados están utilizando la crisis financiera como una cortina de humo para bloquear cualquier avance. Italia y Polonia amenazan con hacer alejar a Europa de las ambiciosas metas establecidas el año pasado. Alemania, en el pasado una nación proclive a liderar la lucha contra el cambio climático, permanece ahora en silencio. Como resultado, la Unión Europea está en un callejón sin salida en Bruselas y se muestra fracturada e ineficiente en las negociaciones en el marco de Naciones Unidas en Poznan.

Pero aún no es demasiado tarde en estos tres países. Podemos mostrarles a estos tres gobiernos que sus propios ciudadanos y el resto del mundo no se conformarán con nada menos que una firme acción para combatir el cambio climático. Nuestro plan: el jueves, Merkel y Tusk se reunirán en Varsovia. Avaaz les dará una cálida bienvenida con una montaña de peticiones de todo el mundo. También haremos sondeos de opinión independientes en Italia, Polonia y Alemania para demostrar que la opinión pública apoya las acciones contundentes.

http://www.avaaz.org/es/europe_climate_crunch_time


A la espera de la investidura de Obama, los próximos pasos en la respuesta global al cambio climático han de llegar de parte de los líderes europeos. Esto es lo que necesitamos acordar: 30% de reducción en las emisiones para el año 2020 si se alcanza un acuerdo global, la subasta del 100% de los permisos en el sector energético y una estricto régimen de cumplimiento de normas para asegurar que las metas sean alcanzadas. La política sobre cambio climático de la Unión Europea encenderá o apagará las luces de las negociaciones internacionales en Polonia, y marcará el camino a seguir en Copenague el año próximo.

Para todos nosotros quienes seguimos preocupados sobre el cambio climático, es ahora el momento de enviar un mensaje exigiendo liderazgo y visión de futuro. Para Año Nuevo, la política climática de Europa estará sellada. Y con ella mucho de la respuesta global a la crisis del clima.


PETICIÓN:

Canciller Merkel, Primer Ministro Berlusconi, Primer Ministro Tusk y líderes de Europa:

Un contundente paquete europeo de medidas para combatir el cambio climático es crítico en las negociaciones globales del tema. Europa debe honrar su promesa de implementar medidas vinculantes, recortar por lo menos un 30% las emisiones de gases efecto invernadero para el año 2020 si se concreta un acuerdo global y proveer liderazgo en las negociaciones dentro del marco de Naciones Unidas para alcanzar un nuevo tratado a nivel global.


Fuente: Avaaz

1 comentario:

  1. Creo que es garavísimo el calentamiento global.
    Estoy en Uruguay, votamos un partido tradicional de izquierda, pero Tabaré Vazques Rosas, que se llamaba socialista, ante un plan macabro realizó una palítica de derecha radical. Ademas de negocios de inversión que nos comprometió en nuestra soberanía, trajo cuanta empresa contaminante expulsadas de europa, propuestas mediante el banco mundial y el fmi, y para peor las más grandes del mundo. El poder judicial que depende del poder ejecutivo, no defiende para nada nuestra soberanía.
    Argentina que tiene un gobierno que no es de izquierda, pero poiensa en su pueblo, nos está defendiendo de éstas celulosas contaminantes traídas de manera mafiosa al Uruguay.
    La misma política neoliveral del año 1990, en que Menen presidia el gobierno argentino, que ya conocemos porque empobreció y fundió ese rico país , estamos teneindo en Uruguay con una banda de ancianos locos en el año 2008-- siglo xxi
    y son tan transventistas que le llaman progresistas.
    ,

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com