21/12/08

No olvides aquel año..., por Koldo Aldai

No conviene olvidar cuando comenzamos a arar este presente, cuando junt@s, ciudadan@s libres y mandatari@s responsables, aventamos la semillas de este ahora diferente. Recuerda, todo comenzó aquel año con la gran crisis. Habíamos tocado fondo, no sólo en la economía, sino también en la forma de estar en el mundo, de vincularnos entre nosotr@s. La vieja y agresiva civilización del provecho particular a costa de la tierra y las correctas relaciones humanas, ya no daba más de sí, tenía los días contados. Al otro lado de las aguas, alguien nos recordó por televisión que no estaba todo perdido, que los horizontes los dibujábamos nosotr@s, que pese a los tiempos difíciles, junt@s podíamos. Entonces una fiebre de esperanza comenzó a contagiarse por todas las geografías del planeta.

Recuerda hermana, fue en el 2008 cuando comenzó a girar el destino, cuando supimos que unid@s un día lo conseguiríamos. Fue ese hombre de color quien en noviembre nos devolvió la fe en nosotr@s mism@s, quien sopló un susurro interpelante a cada uno de nuestros oídos: "Yes, we can".

La consigna corrió, se rebotó y reenvió por todos los medios. Después de años de compromiso y esfuerzo colectivo, estamos camino de lograrlo... Fue en el 2008 cuando invertimos la historia. Aquel gran político vino en el momento oportuno, cuando alcanzábamos la raya sin vuelta atrás, a punto de caducar todos los calendarios. Llegó corriendo con su “sueño” bajo el brazo. Se lo había encomendado otro excepcional líder de color que había pagado con su vida el “atrevimiento”.

Ya casi fuera de la hora, nos recordó que merecía la pena intentarlo. Sabía que no se postulaba sólo a presidir el gobierno de los EEUU, sino a encarnar la esperanza sobre la tierra. La esperanza no sólo ganó en las urnas de Norteamérica, sino en los corazones de buena parte del mundo. Se abrió poco a poco camino y ahora, tras aquel punto tan crítico, pudimos conquistar este presente de sostenibilidad del planeta, de creciente paz y felicidad colectivas.

Aquel año inolvidable, el coraje se adueñó de nuestras almas y comenzamos por fin a pensar y actuar en un plural sin límites, en clave planetaria. Aquel mandatario simulaba hablar sólo a los americanos, pero en realidad se dirigía a todos los habitantes del planeta. Aquel líder extraordinario en el año 2008 nos recordó que sí, que tod@s juntos@, más allá de nuestras banderas, ideologías, religión y condición social, podíamos ganar la batalla a la guerra, al hambre y la miseria, a la injusticia, al cambio climático… El convencimiento atravesó mares y abismos, superó ríos y montañas. "Yes, we can" alcanzó los labios de todos los colores, de todas las razas y latitudes.

Recuerda hermana, fue grande aquel año. El viejo mundo no daba más de sí y nos unimos para cocrear uno definitivamente diferente. La gran crisis nos brindó la oportunidad de cuestionar toda una civilización agotada y su paradigma materialista y egoísta del “sálvese quien pueda”. Empezó otra forma solidaria de relacionarnos con la madre tierra y sus reinos, por supuesto entre los humanos...

Los cielos comenzaron a bajar, los imposibles de siempre a aterrizar. Tantas cosas comenzaron a dar la vuelta. Los puños se abrieron, los pechos se ensancharon y las fronteras difuminaron. Lo pequeño volvió a ser hermoso. El verde ganó al cemento, la química dejó en paz a los campos, los cañones se recordaron arados y los hombres hermanos.

Guarda en tu memoria aquel tiempo en que se empezaron a gestar las más amplias alianzas de gobiernos y ciudadan@s en favor de este mundo, en muy alta medida, justo y fraterno que ahora por fin disfrutamos. Nos la jugamos todos junt@s y por eso ganamos. Nos unimos para apostar por la carta de la vida sobre la tierra, la carta del cooperar, la carta del compartir, por eso estamos ahora donde estamos.

Recuerda hermana, no te olvides por nada de aquel año en que el viejo mundo comenzó a morir y el nuevo a surgir; aquel año en que culminó la deriva y se enderezó nuestro rumbo colectivo. No olvides aquella hora en que despertamos con el tiempo justo para evitar que nuestra nave planetaria se estrellara.

Sacúdeme si me alcanza de nuevo el olvido, hermana; olvido de quiénes somos y de todo lo que juntos, en cooperación y armonía, podemos… Nunca más la memoria tan perdida, los ojos tan cerrados, nunca más…

Fuente: Koldo Aldai
www.foroespiritual.org
www.fundacionananta.org
www.portaldorado.com

9 comentarios:

  1. Estimado Koldo:

    He de confesar que este tipo de mensajes optimistas de "per se" me irritan. Y que conste que me regaño a mi mismo muchas veces por ello. Pero ahí soy gramsciano 100% : "Tratar de equilibrar el optimismo de la voluntad, con el pesimismo de la razón". Y mi razón limitada, por supuesto, me dice que esta especie de nuevo Mesías que nos hemos buscado va a convertir su inmenso y rico pais en un paraiso proteccionista olvidándose del resto del mundo (afortunadamente, nos dejarán paz por fin....sin ningún ánimo de herir a un pueblo norteamericano que tiene sus sombras como todos las tenemos). Y somos nosotros, uno y cada uno de nosotros, los que tenemos que dar la "lucha" (la entrecomillo porque puede llegar a ser malinterpretada) por acabar con un sistema alienante para el individuo y absolutamente destructor para nuestro única nave para el viaje, el planeta Tierra. Y no me valen con las buenas y bellas palabras y los mundos de Yuppi para poner fin a esto. Que estas belllas palabras pueden ser un buen compañero de viaje, sin duda, pero hay muchas más cosas que hacer........esas actitudes por si solas se quedarán en meros "happenings" sin sentido.

    Tenemos un enemigo común muy bien armado, el egocentrismo de todos nosotros, y mucho me temo que dadas las circunstancias, donde muchos de vosotros veis oportunidades, yo veo sombras, muchas sombras. Si en el mundo que hemos vivido la gente se ha echado a dormir en su individualismo cuando hemos tenido las condiciones perfectas - una energía barata y el liquido madre del sistema, el dinero fácil de conseguir- para hacer cosas positivas para la evolución humana, en el nuevo entorno al que nos enfrentamos ("fin del trabajo" Gorz, "sociedad enferma" Fromm y otros muchos, "picos de materias primas"....), tenemos muchas posibilidades de volver a la hobessiana lucha de "el hombre es un lobo para el hombre" (con la vuelta a fascismos, fundamentalismos varios por el miedo del hombre a perder sus status) si no hacemos algo más que confiar en que el destino , azar, Dios, como lo quieras llamar o un mesías como Obama, venga a solucionar esto.

    Hay que tener en cuenta que según la Dinámica Espiral (estadios de conciencia) que Wilber expone en sus textos solo el 2% de la población mundial se encuentra en la conciencia de segundo grado, e incluso ya me gustaría ver a muchos de ellos , cómo actuarían con el prójimo en caso de tener que mantener sus status vitales.

    Y no veas como me duele decir estas cosas. Creo que te lo puedes imaginar, de todas formas.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Rafael:

    Koldo no puede contestarte porque después de enviarme este artículo para publicarlo en el blog se iba a Etiopía para "pasar estas fiestas", porque Koldo no es de los que esperan sentados que un mesías nos salve, y allí no hay ordenadores,

    por mi parte, puedo decirte que comparto lo que dices, incluso te admito que el futuro que tu planteas es el más probable, pero el futuro siempre está abierto, y de ahí la esperanza, justo en estas fechas de Navidad que son la celebración de la esperanza, desde el punto de vista religioso y pagano,

    la esperanza de Koldo, que comparto, es que no solamente cambie una parte importante de la gente en la línea que sugieres, sino que hace falta también que cambien los líderes, al menos unos cuantos, y Obama es un cambio en un momento muy oportuno,

    felices fiestas y gracias por tu interesante comentario,

    un abrazo de Cristóbal
    editor del blog Espiritualidad y Política

    ResponderEliminar
  3. Estimado Cristobal,

    Pues mi esperanza viene más que de un cambio en los líderes, - "Desgraciado el país que necesita héroes" Bertolt Brecht -, de un cambio en la conciencia social a través de la modificación de la conciencia individuo por individuo. Y sí, se dan condiciones muy propicias para ello, pero estamos todos tan perdidos que si la sociedad civil no se organiza medianamente bajo una serie de propuestas que hacer al lider de turno (recordar que la principal perversión del mayor avance político de la historia ,el proceso democrático, es el corto plazo en el que se mueve, cuatro años para ser reelegidos. Con lo cual por necesidad de perpetuación en el sistema de partitocracias en el que vivimos, el largo plazo es algo de lo que tienen que olvidarse por sistema), tenemos muchas posibilidades de seguir realimentando este modelo social donde el ser humano es un mero instrumento al servicio del sistema.Por lo tanto, estimo la necesidad de hacer un listado de medidas que sean la base de reclamaciones sociales al poder político. Yo, en principio, iría a una con un nivel operativo rápido para tratar de que el aterrizaje que se nos avecina sea lo más suave posible sin hipotecar el futuro de nuestra tierra (ya se están cuestionando todas las medidas contra el cambio climático por falta de financiación, por ejemplo)y sin tener que llegar a luchas intestinas sociales (Grecia o la Francia de hace dos años son primeras muestras de hacia donde vamos.......)por mínimos de supervivencia y justicia social. Me refiero a una amnistía de paraisos fiscales junto con el compromiso firme de cierre inmediato de estos reductos del regimen feudalista propio del Antiguo Régimen. Observar que no estoy hablando de expropiación (aunque he de confesar que en ocasiones da ganas) sino que hablo de que ese capital (estimaciones de la OCDE, el FMI o de Merryl Lynch , hablan de entre 5 o 7 billones de dólares, una cuarta parte de la riqueza privada mundial dice el FMI), sirva para financiar gasto social (¿una Renta Básica de ciudadania, por ejemplo?, sanidad, educación), las medidas contra el cambio climático, las Metas del milenio, etc......Quiero decir, que ese capital financie los rescates de un sistema financiero sin que los paguemos nosotros, y a su vez, empiecen a pagar impuestos de la misma forma que hace el factor trabajo.

    Solo un punto final, no tengo mucho de estatalista (me da tanto miedo un estado ilimitado por las perversiones que suele llevar hasta que no modifiquemos muchas cosas a nivel individual, como el mercado de casino donde hemos vivido en estos ultimos decenios)pero ante estas circunstancias tan especiales en las que nos encontramos, creo que hay que darle al Estado cancha en su papel de redistribuidor. Eso sí, suficientemente fiscalizado por una ciudadanía informada y preocupada por lo que están haciendo con sus vidas, y la de sus generaciones futuras. Creo que es hora de exigirnos muchas cosas, pero no a consta de que otros sigan en su papel de "privilegiados del sistema", que por otra parte, suelen ponerse hasta arriba de antidepresivos y otras basuras varias para soportar su anomia existencial.

    Lo dejo, me voy a tomar la pastilla ;)
    Un saludo y muchas gracias por el excelente blog.

    ResponderEliminar
  4. Hola Rafael,

    te agradezco mucho tus comentarios, haces aportaciones muy interesantes,

    estoy de acuerdo contigo en que el cambio se producirá por una evolución en el nivel de conciencia colectiva e individual, de hecho este modesto blog sólo pretende aportar un granito de arena en ese cambio, pero también creo necesario que emerjan nuevos líderes preparados para esos cambios, por supuesto pienso en líderes al estilo de Gandhi, Mandela, M. Luther King, etc.

    me parece que la lista de temas urgentes que expones va en la línea justa, por ejemplo la implantación de la Renta Básica de ciudadanía puede ser una medida muy necesaria en los tiempos duros que vienen con la crisis,

    también coincidimos en que el Estado tiene un papel importante en esta crisis, soy partidario del Welfare State, traducido normalmente como Estado del Bienestar pero que yo prefiero traducir por Estado Benefactor,

    en fin, de nuevo gracias por compartir tus magníficos comentarios y por tus amables palabras sobre el blog,

    te dejo que me voy a toma la pastilla :-)

    un abrazo de Cristóbal

    ResponderEliminar
  5. Bueno, Noam Chomsky ya nos confirma que no tenemos mucho que confiar en Obama (en Planeta Conciencia):

    http://planetaconciencia.blogspot.com/2008/12/las-elecciones-en-estados-unidos.html

    ResponderEliminar
  6. Hola Rafael, Noam Chomsky no confía en ningún presidente norteamericano, no es una novedad que no confíe en Obama, y tiene argumentos serios para ello, nadie explica tan bien como él el corrupto sistema económico, político y militar de los USA a lo largo de su historia,

    veremos a ver qué pasa con Obama, por lo pronto sorprende que esté jugando al golf en Hawai mientras "Roma está ardiendo",

    un abrazo de Cristóbal

    ResponderEliminar
  7. Pero, Cristobal y todos los que leemos este blog y similares, podemos acaso pensar lo contrario? El mulato jugará al golf, y se quemará Roma o lo que haga falta, si nosotros (esa clase media baja-media-alta , niña mimada del planeta. ¿Ortega y su definición de masa? ) no le exigimos que haga lo contrario. Y como él, todos los coleguitas del escenario político. Joder, cómo me duele.

    ResponderEliminar
  8. Hola Rafael, sabes que estoy de acuerdo contigo, es imposible no darle la razón a Chomsky, el poder sólo cambia cuando siente mucha presión "desde abajo",

    acabamos de comenzar un año en el que nos esperan muchas sorpresas por la crisis, quizá una de ellas sea la reacción de esa "niña mimada", en feliz expresión tuya,

    esperamos aportar nuestro granito de arena para esa tarea desde este blog,

    un abrazo y gracias por compartir tus siempre interesantes comentarios.

    Cristóbal

    ResponderEliminar
  9. Cristobal,

    Miedo me da la reacción de los que somos niños mimados del planeta Tierra. La expresión no es mía , es del visionario Ortega en su "Rebelión de las masas".

    Siento enormemente ser pesimista. A mí también me encantaría confiar, y de hecho , algunas veces, vislumbro esa posibilidad y me siento alegre durante un momento. Pero, pero, pero.......ganan por mayoría los momentos en que no la veo por ningun lado.

    Gracias por tu enorme granito de arena. Te deseo a ti, a todos los que leen esto y a los que no lo leen, que me equivoque. Creo que no puedo haber mejor deseo para este año 2009.

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com