7/9/07

“Roma quiere enterrar el Vaticano II”. Benjamín Forcano, organizador del XXVII Congreso de Teología


Lleva más de 40 años en la brecha de la liberación. Nacido en 1935 en Anento (Zaragoza), el claretiano Benjamín Forcano no se cansa de luchar por los más pobres del Reino. A pesar de que hace años que le llueven los “palos” jerárquicos. Cerraron la revista que dirigía, “Misión abierta”, y metieron en el índice su libro “Nueva ética sexual”. Pero él se mantiene firme con la amistad de Sobrino, Boff o Casaldáliga. Hoy inaugura, junto a sus compañeros de la Asociación de Teólogos Juan XXIII, el XXVII Congreso de Teología, “el acontecimiento religioso más importante de Europa”. Y, sin pelos en la lengua, asegura que “Roma quiere enterrar el Concilio” y que “hay obispos españoles del PP”.

Forcano se muestra orgulloso de que el Congreso siga vivo. Con 27 ediciones, nada menos. “Es, sin duda, el acontecimiento religioso más importante de Europa”. Su objetivo es “abrir los ojos a la realidad, para no caer en el pecado de hacer una teología evasionista”.

Por eso, este año, su lema es el bíblico “Fui extranjero y me acogisteis”. Porque, según el teólogo moralista, “los emigrantes son precursores de un mundo nuevo, en el que cada vez va creciendo más la conciencia de la Humanidad en la creencia en el ser humano, independientemente de quién sea y de dónde venga”.

Va creciendo esa conciencia nueva, pero a golpes. “En España, hemos olvidado nuestra propia experiencia de los años 60. Y el inmigrante sigue estando aquí a la intemperie. A pesar de que este país siga siendo sociológicamente católico y a pesar de los esfuerzos de los sucesivos Gobiernos democráticos”.

Y es que, para un cristiano, acoger al inmigrante es un “deber esencial y primordial”. Y como ciudadanos, “tenemos que caminar hacia la ciudadanía universal”, porque “ningún ser humano es ilegal”.

Con estos y otros temas parecidos, el Congreso (“historia de la teología española viva”) se mantiene, año a año, en torno a los 1.200 participantes. De toda España. Y de toda clase y condición. Un “foro libre” de reflexión, debate y diálogo.

¿Por qué no están los obispos en un encuentro tan importante de cristianos militantes? “Hay consigna de que no asista nadie. Y eso que, si viniese algún obispo, el que fuese, sería acogido como un hermano”.

Y Benjamín recuerda al “añorado” monseñor Osés, el único, junto a Alberto Iniesta, que se atrevía a ir al Congreso. Y el teólogo se pregunta: “¿Por qué asisten regularmente a las reuniones de los demás movimientos religiosos y a las nuestras, no? Sería una alegría que se pudiese dar aquí también la misma simbiosis que se da en Brasil entre prelados, teólogos y fieles de la liberación”.

En cambio, sí está presente todos los años, con una carta, el obispo-profeta, Pedro Casaldáliga. Y otros “profetas” más chicos o de casa. Como el cura de Entrevías, Enrique de Castro, que inaugurará esta tarde el Congreso. “Es el ejemplo acabado de una parroquia abierta, evangélica e integradora de los inmigrantes. Una parroquia en la que se cumple a la perfección el lema evangélico. Un emblema para todos”.

Por eso mismo, Forcano está convencido de que “el conflicto con el cardenal Rouco va a acabar bien. Me cuesta creer que Rouco sea excluyente hasta ese extremo. Más bien creo que recibió presiones de Roma, dado el clima de involución que estamos viviendo”.

Porque, según Forcano, el objetivo del papado de Benedicto XVI es “cerrar el ciclo involutivo, comenzado por Juan Pablo II y por el propio Ratzinger cuando era prefecto de la Doctrina de la Fe”. “Desde Roma y en España se está queriendo enterrar el Concilio o, al menos desvirtuarlo. Hace años que el actual Papa ya dijo que el postconcilio había sido una hecatombe para la Iglesia”, añade.

A su juicio, antes había “un mayor pluralismo y espacio para la crítica. Ahora se intenta imponer un uniformismo total. Los obispos no se apartan de las consignas de Roma”.

Un clima genérico de involución que se plasma en España en actitudes y decisiones concretas. Muchas y muy serias. Por ejemplo, “hay obispos claramente alineados con las tesis del PP. Y el botón de muestra es la asistencia de 19 de ellos a la manifestación contra las parejas gays. Al tomar partido, los obispos rompen la comunión y su función de ser puentes y obispos de todos”.

Otro botón de muestra es la “guerra de la Educación para la Ciudadanía”. Porque, el asunto no tiene, a su juicio, “vuelta de hoja”, pero algunos obispos “tienen nostalgia del dominio social que la Iglesia tuvo en el régimen de cristiandad, olvidando la autonomía de las realidades temporales del Vaticano II”.

Y el teólogo sigue desgranando ejemplos de esta nueva cruzada. Como la próxima canonización de los mártires de la guerra civil. Y eso que le toca muy de cerca. Porque compañeros suyos claretianos, muy jóvenes, de Barbastro, fueron asesinados por los rojos y él participó, hace años, en la exhumación de sus cadáveres. Y al recordar su ejemplo, se le humedecen los ojos y se emociona: “¿Por qué se mató a esta gente absolutamente inocente?”. Y se atreve a avanzar que por dos cosas: “Por odio a la fe y también por odio a una institución que tomó partido abiertamente por un bando”.

O ejemplos más superficiales, pero también significativos del clima involutivo actual, como “la presencia del cardenal Cañizares con capa magna en la ordenación de unos sacerdotes italianos próximos a Lefebvre. Es el colmo de la desfachatez y de la involución”.

En el polo opuesto de esta Iglesia española que camina hacia atrás, Benjamín relata, entusiasmado, su participación en un recuente encuentro de teólogos y laicos en Venezuela, donde descubrió que “sólo se dicen mentiras y patrañas contra Hugo Chávez”. Y descubrió también en los “ranchitos” que rodean a la ciudad, que “hay que tener una ira sagrada contra una situación que cada vez aumenta más la miseria de los pobres y la riqueza de los ricos. Hay que liberar al pueblo”. Y sus palabras suenan como los gritos de los profetas del Antiguo Testamento.


Fuente: Artículo de José Manuel Vidal en Religión Digital

1 comentario:

  1. PERFECTOS IDIOTAS OPOSITORES DE PARAGUAY
    toman por izquierdista a candidato del Vaticano financiado por la CIA
    (Luis Agüero Wagner- http://elimperioterrorista.blogspot.com)

    Una prensa maccartista que los paraguayos heredamos de Stroessner pretendió hacernos creer que el obispo “de los pobres” Fernando Lugo era un candidato de la izquierda, como si la Iglesia Católica fuera referente de institución progresista. A ellos les planteamos estas interrogantes:

    ¿Es izquierdista Ricardo Canese (dirigente luguista) cuando defiende la política de biocombustibles de George W. Bush?
    ¿Alguno de los dirigentes luguistas protestó alguna vez por las injerencias de James Cason?
    ¿Recibe dólares de USAID la ONG “Gestión local” de Guillermina Kanonikoff y Raúl Monte Domecq?
    ¿Estuvo Camilo Soares en noviembre del año 2000 en un congreso financiado por la NED?
    ¿Fue o no publicitado Lugo por el diario ABC color, propiedad de Aldo Zucolillo, favorecido del agente de la CIA Leonard Sussman cuando era perentorio fabricar bien remunerados disidentes a la dictadura?
    ¿Firmó Julio Benegas, empleado de Zucolillo, un contrato con Bryan Finnegan ( de la AFL-CIO) el 21 de Setiembre de 2005?
    ¿Recibió la casa de la Juventud –cuna del PMAS- 127.000 dólares de IAF en el año 2004?
    ¿Puede ser de izquierda gente financiada por la NED, institución creada como alternativa a la CIA por el imperio

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com