20/9/07

Hans Küng: “El Cristianismo pone de los nervios a muchos”


Para Hans Küng, la religión es actualmente un factor de poder. Mientras la afluencia de fieles aumenta para Budismo e Islam, el Cristianismo se queda atrás. El controvertido teólogo habla con DW-WORLD sobre las causas.

DW-WORLD.DE: Profesor Küng, actualmente los temas religiosos despiertan mucho interés, no solo en Alemania. ¿Se podría hablar de un regreso de las religiones?

Hans Küng: “Regreso de las religiones” es un término ambivalente. La religión nunca ha desaparecido. Al igual que la música, la religión es algo que permanece aunque sea rechazada durante largo tiempo. Es cierto que desde el nuevo despertar del Islam, desde la fundación de la república islámica de Irán en 1979, los europeos descubrieron que no sólo son ellos los que determinan el mundo. La Europa secular no supo percibir que su caso es un caso especial, mientras en otras partes la religión es un poder.

“¡No habrá paz entre las naciones sin paz entre las religiones! ¡No habrá paz entre las religiones sin dialogo entre las religiones!”. Dos de las máximas de los principios de la ética mundial formulados por usted. En los tiempos de la globalización, con Internet se han abierto vías de comunicación hasta ahora inimaginables. Nunca antes el acceso al saber fue tan fácil. ¿Puede mejorar este desarrollo el diálogo entre las religiones?


¿Vuelta de las religiones?En principio diría que si, aunque seguro que provoca muchos problemas. Veo como positivo que podamos aprender hoy algunas cosas de otras religiones. Sin embargo, la duda sería si estamos dispuestos a conocer. Hay gente que no quiere, que lo saben todo de antemano sin haber estudiado el Islam.

¿Quién no quiere saberlo?


Por una parte son los fundamentalistas cristianos. Toman la Biblia al pie de la letra y dicen que no necesitan a las otras religiones. También pueden ser seculares, dogmáticos del laicismo, que enrojecen cuando aparece la palabra religión y opinan que no se debería hablar de eso en la escuela. Tienen dificultades en aceptar que la religión se ha convertido de nuevo en un factor de poder en la historia mundial.

Según dice una representativa encuesta, el Cristianismo ya no es la religión que más simpatías despierta entre los alemanes sino el Budismo. ¿Cómo se lo explica?

En se considera el Budismo como libre de dogmas, como una religión sin muchos preceptos. Es una religión que mira más al interior, que se apoya en la meditación, que no tiene una imagen tan antropomórfica y concreta de la realidad última. Por otra parte, el Cristianismo pone de los nervios a muchos por su concentración de poder. Si tenemos un Papa que continuamente aparece como grandioso y aparenta ser el líder espiritual del mundo, sólo los que le siguen son verdaderos cristianos, solo la iglesia católica romana es la verdadera iglesia. Esto es lo que pone de los nervios a muchos. Incluso aunque no protesten en público, tratan de obviarlo y no quieren tener nada que ver.

Islam: una gran desconocida en Europa.Volviendo al Islam, ante la pregunta de cual es la religión más pacífica, el 43% considera que el Budismo y el 41% que el Cristianismo. El Islam se queda en un 1%, ¿Se ve al Islam en como un enemigo?

Si, el Islam sin duda es considerado como enemigo debido a que en los occidentales sólo atienden a determinados puntos del Islam. Los europeos lo ven desde el punto de vista del avance del Islam por el norte de África hasta España entre los siglos VIII y XV, y el dominio de los osmanos en los Balcanes. Lo que no se ve es que los cristianos no sólo fueron los responsables de las cruzadas, sino que en el siglo XIX, colonizaron todo el espacio islámico desde Marruecos hasta Indonesia. Y por eso surgen las tensiones.

Occidente no ha solucionado muchas estas tensiones. Sobre todo en lo relacionado con el conflicto entre palestinos e israelíes. Si se hubiese firmado la paz después de la Guerra de los Seis Días en 1967, no habría habido ni Bin Laden ni los ataques al World Trade Center del 2001. En vez de eso, se ha extendido la sensación de que los occidentales están en Arabia, que avanzan por Afganistán, que avanzan de tal forma que incitan a la creación de fuerzas de defensa. Los jóvenes confusos se agarran al terrorismo. Esta claro que hay que condenar los atentados suicidas. Pero también hay que preguntarse porqué esos jóvenes están tan indecisos que se prestan a realizar semejantes atentados.

¿Podría aportar más la iglesia católica para solucionar este conflicto y hacer avanzar al diálogo entre las religiones?


Por lo menos Juan Pablo II rechazó claramente la guerra de Irak, como también lo hicieron el Patriarca de Moscú, el Arzobispo de Canterbury, el Consejo Mundial de Iglesias y el Consejo Estadounidense de Iglesias. A las iglesias ya no se les puede embarcar en la guerra como en otras épocas. Por supuesto que podría hacerse más, sobre todo en cuanto al esclarecimiento.

Cuando el Papa quiso relacionar al Islam con la violencia en Ratisbona, él mismo se dio cuenta de que no iba por el camino correcto. Hay que reflexionar sobre los senderos de sangre que los cristianos dejaron a lo largo de la historia. Haciendo acopio de humildad, nadie diría que practicamos la religión del amor y las otras son las religiones del odio. La mayor parte de los musulmanes en Egipto, Marruecos, Afganistán o Pakistán, también quiere vivir en paz como usted y yo.

¿Cree que el Papa Benedicto considera que su discurso en Ratisbona fue un error? No parece que se haya distanciado claramente de ello.

Se dio cuenta de que era un fallo y tuvo que tragar mucho. Corrigió su discurso muchas veces. Pero tanto para los romanos como para el Papa, es muy difícil reconocer un fallo. Si se cree en la infalibilidad, se hacen fallos infalibles que no pueden corregirse. Pero sin embargo, en su viaje a Turquía el papa se esforzó en corregir la mala imagen adquirida tras su discurso en Ratisbona.

Aunque el Islam sea visto con escepticismo en Europa, en otras partes del mundo tiene un gran fuerza de atracción, sobre todo para los más jóvenes. Hay 1.300 millones de musulmanes y la tendencia sigue al alza. Desde Rabat hasta Damasco hay grupos islamistas que ganan protagonismo político. ¿Por motivos sociales o religiosos?

Ambas cosas. Son grupos religiosos comprometidos con el pueblo. Muchos musulmanes de estos países tienen la impresión de que las élites en el poder tienen su propia vida y no se preocupan del pueblo. Los grupos fundamentalistas, islamistas, o como quiera llamarlos, se esfuerzan en hacer algo por la gente. Se preocupan por las escuelas y la educación, de dar comida y ropa.

¿Por qué gano las elecciones Hamas? Porque se comprometió con el pueblo. Una de las grandes necedades de la política occidental fue no reconocer esas elecciones democráticas. En vez de eso señaló con el dedo acusador: ¡Tienen que reconocer Israel! Dígale eso a gente que desde hace años está siendo aterrorizada por una fuerza ocupadora. Así no se solucionan los problemas. Hay que reconocer que algunos partidos tienen como base la religión islámica. Pero también se comprometen con el pueblo.


El mejor ejemplo es el partido del Presidente Erdogan en Turquía. ¿Por qué ganó? Porque se comprometieron con el pueblo. Mostraron que habían hecho progresar al país y no habían creado una república islámica como la vecina Irán. Quieren una democracia, pero no quieren desterrar al Islam simplemente a la esfera privada como en la época de Ataturk.

Una vez Vd. calificó a Turquía como un “laboratorio de la democracia”. ¿Pueden caminar juntas religión y democracia?

Si pueden estar juntas. Desde Charles de Gaulle y Konrad Adenauer, hasta Robert Schuman y Alcide De Gasperi, muchos de los arquitectos de Europa eran cristianos muy creyentes. Que ahora el Islam tenga más problemas con la democracia es debido a que, al contrario que el cristianismo y el judaísmo, en el Islam no ha habido reformas ni esclarecimiento. Para ayudar es necesario apoyar a las fuerzas moderadas para aislar a los radicales. Lo peor es atacar a esa gente con un ejército. Sería tan estúpido como actuar contra la mafia en aviones de guerra.

¿Hasta donde debería llegar la disposición a negociar con fuerzas radicales? ¿Hay que negociar también con Al Qaida o los talibanes?

Con Al Qaida no se puede negociar. Es una organización terrorista secreta. Lo único que se puede hacer es esterilizarla. Pero la ha regado tanto que incluso pudo brotar. El servicio secreto norteamericano concedió hace poco en documentos secretos que la guerra de Irak había ayudado a Al Qaida. La organización no existía antes en Irak. Probablemente se podría negociar con los talibanes. No es estén todos “locos”. Además de los extremistas, hay otros que advirtieron a la administración Bush del atentado del 11 de Septiembre. Pero no los tomaron en serio.

Para terminar una pregunta personal: el 12 de septiembre presentará su biografía “Verdad controvertida”. Si tuviera que hacer balance de su trabajo para la ética mundial, ¿sería tan positivo como en 1990 cuando escribió su libro sobre la ética mundial?

Cuando escribí el libro en 1990 todavía teníamos esperanzas de que en el futuro no se solucionarían los problemas con medios militares, agresiones, enemistades y guerras. Sino como sucedió entre Europa oriental y occidental, a través del entendimiento mutuo, la cooperación e integración. Desgraciadamente, esto ha sido perturbado por una política demente iniciada por la segunda administración Bush, junto a un grupo de intelectuales archiconservadores judíos, llamados Neocons, y fundamentalistas protestantes.

No estoy en contra sino a favor de los estadounidenses. Espero que a pesar de los reveses provocados por la política de Bush jr., en EEUU se acuerden de la gran tradición democrática del país y quieran continuar al frente del entendimiento, la moderación y la paz en el mundo.



El teólogo católico y crítico de la iglesia Hans Küng es conocido como precursor en el diálogo entre religiones y fundador del proyecto ética mundial. El Vaticano le retiró lel permiso para enseñar en 1979 por poner en duda la infalibilidad del Papa. En 2005, Küng fue recibido por el Papa Benedicto XVI.



Fuente: DW-WORLD

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com