29/6/11

Zapatero se arrepiente de lo que dije que fue su gran error

No lo he dicho yo solo, lo han dicho muchos economistas y personas sensatas, con sentido común. El presidente Zapatero ha reconocido hoy que: "Si me arrepiento de algo, que no era fácil, evidentemente", es de no "haber pinchado o intentar pinchar la burbuja inmobiliaria con la que conviví durante dos o tres años". Muy bien, no es habitual que Zapatero se arrepienta de nada. Pero esta vez lo ha intentado, dice que convivió "dos o tres años": Yo diría mejor que hasta hace muy poco desde el gobierno se seguía animando a comprar casas y animaba a los españoles a endeudarse con nuevas hipotecas, una auténtica irresponsabilidad como se está comprobando.

En septiembre del año pasado el periodista Javier M. Faya me hizo una entrevista sobre la crisis para los periódicos del Grupo Promecal. Publicamos en el blog la entrevista íntegra, y el enlace a la versión online de uno de los periódicos que la publicó. El titular que pusieron a la entrevista fue: "En la crisis, el error fue no quitar el champán en medio de la fiesta". El contexto de esta frase es el siguiente:

Pregunta: ¿Cuál de las directrices que ha establecido el Gobierno le parece más disparatada?

Respuesta: No me considero nadie para juzgar al presidente del gobierno. Pero ya he comentado antes que en mi opinión el principal error de Zapatero fue no "retirar el champán en medio de la fiesta", aunque lo comprendo...".

En el contexto global de la entrevista se evidencia que la metáfora del champán es lo que Zapatero llama "pinchar la burbuja".

Pero mucha gente hemos dicho antes que eso fue un error, y muy grave. Cuando Zapatero llegó al gobierno nombró ministro de economía a una persona que cambió muy poco la política económica que estaba haciendo el gobierno de Aznar. Zapatero no se atrevió, y sigue sin atreverse, a enfrentarse a los bancos que estaban ganando mucho dinero con la burbuja inmobiliaria, aunque él y su equipo sabían muy bien en qué acabaría esa burbuja. Invito a leer estos dos artículos escritos y publicados en el periódico El País por dos colaboradores directos de Zapatero en el año 2003 cuando gobernaba el Partido Popular y en la actualidad.

Este artículo fue escrito por Miguel Sebastián, actual Ministro de Industria, el 22 de junio de 2003: "El ladrillo y la burbuja".

Este otro artículo del 4 de julio de 2003 escrito por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, actual gobernador del Banco de España: Los problemas del final de los problemas

El problema Zapatero, es que este error y el error de Aznar de comenzar la burbuja la estamos pagando todos los españoles, vosotros seguís ganando el mismo dinero o más. Esa es la gran diferencia entre vosotros y los ciudadanos, no sois ciudadanos, os habéis convertido en otra cosa. Y los que nos dedicamos todos los días a que este país funcione, los trabajadores, los estudiantes, los parados, los empresarios, las amas de casa, los jóvenes, los abuelos, todos los ciudadanos y ciudadanas os ven ya demasiado lejos, no los representáis, de verdad, habéis perdido la legitimidad, que es distinto de la legalidad.

La solución a la crisis no la tienes tú, Zapatero, ni el PSOE, ni el PP, ni nadie, la solución la tenemos que decidir y construir entre todos, de manera integradora, sin dejar a nadie en la cuneta, sin exclusiones, pero en este modelo de democracia los ciudadanos no deciden, votan cada cuatro años que es distinto. Por eso hace falta una Democracia real ya, participativa, transparente y justa.

Como decía el famoso eslogan "Esto lo arreglamos entre todos", pero cuando todas y todos podamos decidir, participar, ser tenidos en cuenta, cuando los ciudadanos seamos tratados con dignidad.


Artículo relacionado:

Presidente, no firme el Pacto del Euro (26/06/11)

3 comentarios:

  1. Ese problema de que ya no son ciudadanos es seguramente el primero que hay que solucionar. El lenguaje por todas partes lo delata, por un lado están los ciudadanos que eligen entre lo que hay y por otro los políticos elegibles que han querido vivir y aprovecharse de la situación democrática que vivimos. Un buen jaleo que pasa en primer lugar por la honestidad.

    ResponderEliminar
  2. Están en otro mundo, han perdido el contacto con la realidad, sólo les preocupa ellos mismos y su institución, su partido, es una pena, pero es necesaria una renovación total de eso que llaman "clase política", aunque no me gusta generalizar, por suerte no todos son iguales

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com