3/6/11

Ahora, de las plazas al ciberespacio. Ahora, la implicación personal y las propuestas, por Federico Mayor Zaragoza

Los últimos artículos publicados en el blog Espiritualidad y Política tratan todos sobre Democracia real ya y el movimiento ciudadano 15M. En esta ocasión reproducimos este artículo de Federico Mayor Zaragoza que expone una serie de propuestas y líneas de actuación que comparto totalmente, y de las que daré traslado a mis compañeras y compañeros de Democracia real ya. Por cierto, Federico es uno de los autores que participan en mi primer libro, del que soy editor, y que saldrá en unos meses, más información próximamente. A continuación su magnífico artículo:

Ahora, en poco tiempo, movilizaciones múltiples y periódicas para mantener el debate y formular conclusiones muy precisas para ser reivindicadas por miles y miles de internautas: ésta será la gran fuerza para propiciar cambios visibles y reales en el corto plazo.

Por ejemplo:

-Reforma electoral, advirtiendo claramente -podrían sumarse millones de internautas a esta petición- que no podrían figurar ni se votaría a candidatos imputados, etc.

-Independencia de los medios de comunicación. La situación actual es de una obediencia partidista intolerable, conduciendo a una profunda desinformación de los ciudadanos. Indicar claramente que, después de un plazo razonable, no se adquirirá la prensa escrita de esta naturaleza ni los periódicos que contengan anuncios de prostitución, así como no se comprarán los productos que se anuncian en las cadenas de televisión o en las emisoras "dependientes".


-Total autonomía de la justicia. De manera inmediata deberán tomarse las medidas adecuadas, no correspondiendo a los partidos políticos el nombramiento de los miembros de Tribunales que, deben actuar con absoluta imparcialidad, en virtud de sus conocimientos profesionales.

-Supresión de los paraísos fiscales. Dando un tiempo suficiente, se retirarían los fondos que los ciudadanos tienen depositados en aquellas instituciones financieras que no tuvieran un comportamiento ético y estuvieran relacionados con los paraísos fiscales.

Otras propuestas muy concretas -sobre agencias de "calificación"; acoso del "mercado" a la eurozona y a la acción política; re-localización productiva; refundación de unas Naciones Unidas eficientes para la gobernación mundial, con la rápida desaparición de los grupos plutocráticos (G8, G20); etc.- Podrían anunciarse después de que una o dos de las mencionadas, u otras que se decidieran, mostraran la fuerza de la movilización virtual.

Ahora, para que se mantenga todo el inmenso interés suscitado, el 15-M debe trasladarse a los ordenadores y conseguir adhesiones "millonarias" a sus propuestas.


Fuente: Artículo publicado en el magnífico blog de Federico Mayor Zaragoza, ex Director General de la UNESCO y presidente de la Fundación para una Cultura de Paz (más información en Wikipedia).

2 comentarios:

  1. Totalmente de acuerdo. No queremos que todo este movimiento con propuestas que nos benefician a todos decaiga y quede en nada.

    ResponderEliminar
  2. Les escribo desde argentina, en el año 2001 antes que europa salga a la calle, aquí en los suburbios se saqueaban los super, y en la plaza de mayo la clase media pedía que se vayan todos. Hoy el movimiento ha pasado pero la conciencia todavía se mantiene en la gente.No puede haber cambio ni economía sostenible sin un cambio en nosotros. El boom de la burbuja financiera, como lo llaman los europeos, al igual que los empréstitos para América Latina, (que todavia pagamos), no es otra cosa que una ilusión mas. Es imposible una economía sostenible dentro del marco económico actual, sea capitalista o marxista. La biosfera ya no lo resiste. La integracion hombre naturaleza, no puede darse si antes el hombre no se reconoce como tal. En derecho hasta no hace poco un hombre era jurídicamente calificado como cosa. Hoy todavía los sistemas económicos han convertido al hombre en masa. La producción en serie ha creado un ámbito jurídico en el cual el hombre en los sistemas políticos ha pasado a ser parte de la maquinaria industrial. Y los seres vivos son clasificados como cosas. En el vértice de esta situación el dinero como unidad de intercambio ya no posee un valor intrínseco. Lo peor de ello es que este valor sin valor es convertido en el paradigna del valor, es decir, el reconocimiento social a quien detenta una riquesa sin valor. Nos ha llevado a correr detrás de aquello que intrínsecamente nada vale. Perdiendo en el camino los valores propios. Creando un sistema jurídico (conjunto de normas o reglas deseadas de conducta) que lo sustenta. De allí que desde esa ilusión que sostiene el consumo, se mantiene al hombre lejos de sí mismo y de los otros y mucho mas lejos del ambiente. Mientras, para mantener la ilusión de una sociedad de consumo requerimos de desvastar ecosistemas enteros. De modo tal que la sostenibilidad se convierte así en un mero deseo, al cual solo se puede arribar mediante un cambio en el hombre. Cambio que para algunos es imposible pero que sin embargo se impone desde la realidad. O efectuamos un cambio ahora, o indefectiblemente el cambio se va a operar sin nosotros. La decisión es nuestra.

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com