19/6/10

Crisis versus mutación, por Emilio Carrillo

Nuestro amigo Emilio Carrillo, economista, ha escrito el interesante artículo que reproducimos a continuación, en el que aporta una nueva visión de la crisis: No estamos ante una crisis, sino en una mutación histórica del sistema vigente.


Se habla sin parar de crisis y de la crisis. Pero, ¿de verdad estamos ante una crisis?. Se plantean seguidamente algunas reflexiones a propósito de este interrogante:

1. Lo que actualmente se llama “crisis”, no es tal. No se trata de una crisis, sino de una mutación histórica del sistema socioeconómico vigente.

No es, por tanto, algo pasajero o cíclico, sino una nueva fase, probablemente muy prolongada, en el devenir del propio sistema.

2. El sistema socioeconómico imperante cuenta, desde su origen hace varios siglos, con varias señas básicas de identidad:

+Mercantilismo.

+Prioridad del valor de cambio y marginación del valor de uso, lo que pone en solfa cualquier verdadera escala de valores.

+Maximización del beneficio como objetivo central.

+No atención a la distribución social de la riqueza (propiedad privada, acumulación del capital,…).

+Despreocupación ecológica (la Naturaleza y el planeta en su conjunto están al servicio del objetivo de maximizar el beneficio).

+Geoestrategia expansionista, incluso mediante confrontaciones bélicas.

+Fomento entre los seres humanos de una visión egocéntrica, del mundo y de su propia vida, encadenada a una mal entendida mentalidad “racionalista” y ajena a cualquier sentido trascendente de la existencia.

+Sometimiento de la ciencia y los adelantos técnicos a los dictados de la maximización del beneficio, la geoestrategia expansionista y la visión egocéntrica.


3. Sobre estas bases, el sistema se ha desarrollado y desplegado en tres grandes fases:

A) Siglos XVII y XVIII:

+Característica básica: mercantil (creación y ampliación de mercados).

+Eje sectorial: comercio.

+Agente hegemónico: comerciante.

+Geoestrategia: conformación de mercados regionales y nacionales.

+Perfil institucional: instituciones predemocráticas.

+Referente territorial: Europa.

+Arquetipo: roedor (ardilla, ratón,…).

B) Con y tras la Revolución Industrial (siglos XIX y XX):

+Característica básica: productivismo (maximización de la producción y la productividad).

+Eje sectorial: industria.

+Agente hegemónico: empresa.

+Geoestrategia: colonialismo y configuración de mercados internacionales.

+Perfil institucional: instituciones democráticas.

+Referente territorial: Europa - Norteamérica.

+Arquetipo: gran mamífero (león, tigre,…).

C) Con y tras la Revolución Tecnológica (siglo XXI):

+Característica básica: especulación cortoplacista (mayor beneficio posible en el menor tiempo posible).

+Eje sectorial: financiero (el dinero ya no es un velo que, como creían los economistas clásicos, cubre la economía, sino que se ha transformado en la esencia de la economía como tal; y los antes “intermediarios” financieros –bancos- han pasado a ser los líderes del sistema, la máxima autoridad ante la que todos los demás resortes económicos y de poder se pliegan).

+Agente hegemónico: banca.

+Geoestrategia: globalización y conformación de mercados globales.

+Perfil institucional: instituciones postdemocráticas (decisiones económicas en función de la “mano invisible” sobre la que escribió Adam Smith en el siglo XVIII; superación de los Estados-Nación y paulatina instauración de formulas organizativas supranacionales de contenido puramente económico y vacías desde una perspectiva política –democrática- y social).

+Referente territorial: Norteamérica-Extremo Oriente.

+Arquetipo: reptil (cocodrilo, lagarto,…).


4. Si se suma todo lo expuesto, así puede definirse el sistema actual, tras la última mutación que ha experimentado:

+Mercantilista.

+Prioridad absoluta del valor de cambio y ausencia de escala de valores y planteamientos éticos.

+Acumulación de la riqueza por una élite transnacional que sigue pautas depredadoras reptilianas (un león ataca si tiene hambre o para defenderse; un cocodrilo ataca siempre, aunque esté saciado y no se le amenace).

+Maximización del beneficio: mayor beneficio posible en el menor tiempo posible, sin atención alguna a la distribución social de la riqueza ni a los impactos a medio y largo plazo (los sentimientos no existen y si alguna vez se expresan emociones son, realmente, “lágrimas de cocodrilo” con las que avanzar en objetivos cortoplacistas).

+Despreocupación ecológica.

+Fomento entre los seres humanos de una visión egocéntrica del mundo y de la propia vida.

+Sometimiento de la ciencia y la tecnología a los objetivos del sistema.

+Característica básica: especulación.

+Eje sectorial: financiero.

+Agente hegemónico: banca internacional.

+Geoestrategia: globalización.

+Perfil institucional: supranacionalismo global y no democrático (los gobiernos “democráticos” reducen su papel a meras marionetas del verdadero poder económico-financiero global, al que quedan sometidos los Estados-Nación -con ellos, los ciudadanos- mediante la bancarrota de las Haciendas Públicas y la acumulación de enormes volúmenes de deuda pública que ese poder se encarga de provocar, alimentar, financiar y refinanciar).


5. Este es el nuevo escenario que ha tomando cuerpo a escala global:

Instrumentalmente, utiliza el eje Norteamérica (Estados Unidos) - Extremo Oriente (China) como referente geopolítico y territorial para su afianzamiento y expansión, lo que va unido a la marginación de Europa y el vaciamiento efectivo y premeditado de la Unión Europea, que vivirá un proceso de nítido empobrecimiento y desarticulación del llamado Estado del Bienestar.

No obstante, el sistema carece realmente de preferencias territoriales, salvo las que derivan de sus actuaciones especulativas y cortoplacistas, lo que provocará escenarios cambiantes de política internacional y el uso premeditado y selectivo de las contiendas bélicas, locales y globales, en la dinámica especulación-acumulación.

Los avances tecnológicos quedan al servicio de esa misma dinámica, de modo que su rentabilidad no es ni será la socialmente deseada (energías libres, economía de la abundancia,…), sino la que interesa a la élite dominante (economía de la escasez, sometimiento del complejo científico-tecnológico a los requerimientos de maximización del beneficio y aprovechamiento privativo de los adelantos e innovaciones).


6. ¿Qué hacer?

Antes de plantearse esta cuestión –y sus posibles respuestas- hay que asumir e interiorizar que no estamos ante una crisis, sino en una mutación del sistema dominante que lo ha transformado en absolutamente depredador en torno al eje globalización-especulación. Hasta que individual y socialmente no haya consciencia de esta realidad y de sus impactos directos, sopesar el qué hacer será un ejercicio inútil.

Y, por supuesto, no caer en la trampa de pensar de manera voluntarista que pasado un tiempo, uno o más años, las aguas volverán a su antiguo cauce. Una crisis es reversible; una mutación, no.


Fuente: Artículo publicado en el blog amigo de Emilio Carrillo, El Cielo en la Tierra

7 comentarios:

  1. Estupenda descripción de los hechos que están aconteciendo en nuestro mundo. Esperemos que pronto seamos todos conscientes de la mutación de la que habla el autor y podamos reaccionar de manera efectiva ante esta sinrazón.

    ResponderEliminar
  2. Si el poder fiscal pasa a la UE estamos perdidos. Hay que salir de la UE.Y después, básica y naturalmente:

    Establecimiento de un régimen político democrático al más puro estilo de la Teoría de la República Constitucional

    Y una vez llevado a buen término, los siguientes consejos:

    1. Establecimiento de un impuesto para el IRPF y de Sociedades del 18% como máximo.(atraigamos empresas)
    2. El terreno dedicado a dehesas para toros lo cedemos a empresas extranjeras que creen trabajo. Además de pòner a disposición del capital inversor todos los terrenos del Estado utilizables una vez satisfecha la de demanda de vivienda de los españoles.
    3. Opcion sobre el tipo de asistencia sanitaria y servicios de logistica post laboral( seguridad social o seguros privados). Opción en todo.
    4. Protocolo de eficiencia y eficacia para todos.
    5. Reducción de funcionarios innecesarios y eliminación de todas las autonomía.
    6. Nacionalización de la banca y de empresas de servicios básicas(ej: telecomunicaciones y energias).
    7. Urgente cambio de modelo de la enseñanza básica y universitaria mediante un protocolo de calidad, calidad(CC), con unas líneas básicas y de seguimiento de conocimientos desarrolladas por los mejores cerebros del país.
    8. Devaluación de la Nueva Peseta (NP)
    9. Cobijo y comida para todos hasta conocer sus capacidades aportativas y en su caso mejoras de las mismas para su aportación al mercado privado de trabajo.
    10. Un puto himno decente que cuando sea cantado sea sentido porque quienes lo cantan lo han creado y han puesto en práctica la política que conduce a sacar pecho por uno mismo.

    Lo contrario sería seguir con “El mundo de la Copla” : mantener el poder en manos de viciosos ladrones:

    * Terrenos militares
    * Terrenos de la Iglesia
    * Terrenos de los terratenientes de siempre
    * Limite de terrenos en las costas
    * Terrenos de Palacios
    * Terrenos de Iglesias posicionadas en los centros de las ciudades
    * Terrenos de Catedrales
    * Terrenos de conventos
    * Leyes del suelo especulativas
    * Terrenos de cuarteles
    * Terrenos del estado
    * Terrenos de toreros, ¡ole!
    * Estilo de vida del XVII
    * Facilidad legal de expropiación forzosa con justiprecio africanos.
    * Administración central
    * Administraciones autonómicas
    * Administraciones Locales
    * Administración Europea
    * Administración americana
    * Su muertos
    * IRPF
    * IVA
    * IS
    * Impuestos locales
    * Retenciones en nómina
    * 600.000 sindicalistas sacándose pelotillas
    * Más 100 millones de subvención anual a los sindicatos
    * La mayor flota de coches de lujo para que los estafadores se sientan seguros
    * Paga de por vida a los parlamentarios
    * El rey siguen sin justificar porque su padre recibía limosnas en Portugal y en 2003 tenia un patrimonio de más de 2.300 millones de euros.
    * El populacho parece tragar lo que le echen
    * Mañana hay Ópera y no va la felona
    * Vendo castañas en los días frio de invierno

    Siglo XVIII

    ¿ Mañana más?

    ResponderEliminar
  3. Gracias por ambos comentarios, Peter, el tuyo es todo un programa de gobierno, ¿es personal o de algún colectivo?, destaco la propuesta inicial de salir del euro y volver a una neopeseta, tiene sus ventajas e inconvenientes, parece que en tu opinión, como la de otros, compensa salirse, en mi opinión, el problema es la deuda, una deuda total que en el caso español es del 400% del PIB, y esa deuda está en euros, por lo tanto si devaluamos la moneda aumenta la deuda, a no ser que la propuesta incluya una suspensión de pagos y renegociación de toda la deuda, con lo que dejarían de prestarnos, por lo que habría que hacer un ajuste brutal de gasto, en fin, no tengo los datos suficientes para decantarme por una opción u otra,

    y mañana si quieres más,

    saludos

    ResponderEliminar
  4. La deuda parece que es la deuda de quien en concepto de representante tiene poder para endeudarse, pero sin previamente haber obtenido elconsentimiento del representado para tal menester. de manera que ocurre que aquí se debe pero los deudores, en general, no saben ni a quien debén ni por qué pues ello solo saben que todos los dias van a trabajar, a generar riqueza, y no entienden muy bien de donde, de pronto, son deudores de un pastizal de semjante calado.
    En fin, a mi entender la ciudadania no es deudora de nada ni de nadie, lo es de quienes a sus espealdas negocian a cambio de comisiones; de quienes utilizan los medios del estado en su beneficio, de quienes en definitiva se auproclaman representates pero exentos de responsabidad como así lo establecen las leyes.
    Donde se ha visto que un mandatario nodeba rendir cuentas de su actuación al mandante?. Esa es la deuda y de ahí procede la deuda.

    Guten Morgen

    ResponderEliminar
  5. Peter, estamos ante el mismo problema de la deuda externa de los años 80 en Latinoamérica, yo mismo participé en las movilizaciones sociales que pedían la anulación de esa deuda injusta que había sido contraída por gobiernos corruptos y dictatoriales, en ese caso estaba claro que el pueblo no era el culpable de una deuda que se había utilizado además en su contra en la represión, pagando ejércitos y policías,

    pero en nuestro caso estamos ante un gobierno legalmente democrático, los que están, están porque han sido votados, es una situación distinta, además por extensión ese mismo argumento de que los pueblos no son responsables de las deudas de sus gobiernos valdría para todos los países, una cosa es la legalidad y otra la legitimidad,

    en el caso de la deuda privada parece claro, que los accionistas de los bancos paguen las consecuencias, en lugar de subvencionarlos los gobiernos, pero en el caso de la deuda pública creo que la única salida es un acuerdo mundial para toda la deuda, bien a través del G20 o de la ONU, si no irán cayendo un estado detrás de otro por suspensión de pagos, primero los débiles como Grecia y España, pero la marea terminará llegando a EE.UU., con una deuda total del 800%, y entonces empezará la crisis de verdad, aunque ya se sabe que los imperios cuando se sienten amenazados provocan una guerra, ¿Irán?, estaremos atentos,

    gracias por tus interesantes comentarios,

    saludos de Cristóbal

    ResponderEliminar
  6. es más te diré algo que puede sorprenderte, y es que la inexistencia de mandato imperativo, por prohibido, exime a los españoles de la obligación de asumir una deuda que no han podido ordenar, u oponerse, a que se contraiga.

    Si esto se hace extensivo, se pone en conocimiento de la ciudadania, que en su mayoría lo desconoce,evidenciaría el regimen politico al que estamos sometidos.

    ResponderEliminar
  7. pero en el sistema hay una cosa muy clara, las deudas, tarde o temprano, de una forma u otra, pero se terminan pagando, con lo que propones, nadie pagaría la deuda porque no sería reconocida, o sea, suspensión de pagos y vuelta a la peseta, sálvese quién pueda a nivel internacional, de hecho ahora mismo ya estamos en el sálvese quién pueda, y la cumbre del G20 de esta semana lo puede certificar, pero no creo que sea la mejor solución, la cooperación internacional creo que sería más positiva, en fin,

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com