25/6/09

Movimientos afirman que pobres no pueden ser perjudicados por la crisis

Desde hoy (24) y hasta el viernes (26), representantes de Estados y de gobiernos estarán reunidos en Nueva York para discutir sobre la crisis económica y financiera mundial y sus impactos en los distintos países. La intención es que, durante los tres días, los 192 países integrantes de las Naciones Unidas determinen respuestas de emergencia y de largo plazo para atenuar los efectos de la crisis, especialmente en las poblaciones más vulnerables.

La "Conferencia de las Naciones Unidas acerca de la Crisis Económica y Financiera y sus efectos sobre el Desarrollo", cuenta además con la presencia de representantes de redes, movimientos sociales y organizaciones de la sociedad civil. En esta ocasión, las organizaciones que luchan contra la deuda externa ilegítima de los países del Sur presentarán un documento con las principales contribuciones y demandas sobre el asunto en cuestión.

En el documento, las entidades piden a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que apoye el desarrollo de alternativas de superación a la crisis sin perjudicar a los países más pobres. "Las Naciones Unidas debe ser usada como el principal forum para promover el debate mundial y la gobernanza sobre el sistema financiero y monetario internacional y su fortalecimiento, en particular mediante una mayor participación de la sociedad civil, lo cual permitirá cumplir mejor sus responsabilidades en este sentido", afirman.

De acuerdo con el informe, las organizaciones creen que la solución de la crisis no debe comprometer a las naciones más pobres, porque éstas no fueron las responsables de la situación actual, sino las principales víctimas: "Los gobiernos, las instituciones financieras internacionales y los intereses privados responsables de la crisis deberían ofrecer una compensación adecuada por los daños causados, incluyendo también la restitución y la reparación de la acumulación de deudas ecológicas, históricas, sociales y económicas que el Norte debe al Sur", añaden.

Las entidades sugieren además que deben desarrollarse nuevas estrategias de combate de la crisis en las cuales se destaquen soluciones para las deudas externas con decisiones basadas en evaluaciones transparentes e imparciales. "Las Naciones Unidas deben además iniciar el trabajo hasta el desarrollo de una plataforma o código común de financiamiento soberano, democrático y responsable, que incluya no solamente a los Estados miembros, sino también a organizaciones de la sociedad civil", aconsejan.

Además del documento, las organizaciones civiles promoverán, mañana (25), un evento con los presidentes Rafael Correa, de Ecuador, y Evo Morales, de Bolivia. La actividad, que se realizará en forma paralela a la Conferencia, discutirá: la liberalización del comercio como causa de la crisis financiera, el desequilibrio entre la soberanía de los pueblos y los intereses corporativos de los inversionistas y la necesidad de construir una nueva arquitectura financiera que respete los derechos humanos.

A pesar de la importancia de la Conferencia, muchos representantes de los 192 países no confirmaron su presencia. Desde el inicio del mes, entidades organizadas de varias partes del mundo piden a los jefes de Estado y presidentes que participen del Encuentro para sustituir el G20 como forum global de debate sobre las reformas de la arquitectura financiera internacional. En las cartas, las entidades denuncian que las medidas sugeridas hasta ahora apuntan solamente a salvar el sistema en detrimento de los pueblos y países más vulnerables.

El 1° de junio, más de 150 redes y movimientos sociales de América Latina y del Caribe enviaron una carta abierta a los representantes pidiendo la presencia de éstos en la Conferencia. Hasta el momento, no se sabe cuántos presidentes latinoamericanos y caribeños participarán del encuentro. Una situación parecida se produjo en España, donde el grupo Ecologistas en Acción envió una carta al presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, y a la Ministra de Economía, Elena Salgado, pidiendo su participación en la Conferencia, pero no obtuvo respuesta.

Fuente: Adital. Traducción: Daniel Barrantes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com