20/2/09

"El hombre de hoy sigue siendo un esclavo". Entrevista a Claudio Naranjo

A sus 76 años, el psiquiatra chileno Claudio Naranjo es considerado como uno de los maestros contemporáneos en vida. Profesor de una docena de prestigiosas universidades de todo el mundo y doctor honoris causa por la italiana de Udine, es autor, entre otros ensayos, de Carácter y neurosis y Cambiar la educación para cambiar el mundo. También es el fundador del programa Searchers After Truth (SAT), orientado a promover el autoconocimiento y el desarrollo personal, integrando herramientas y disciplinas occidentales y orientales. Naranjo ha sido invitado recientemente por Esade para reflexionar sobre cómo impulsar una formación más humanista como respuesta a la deshumanización de las empresas y de la sociedad.

Pregunta. ¿Cómo es posible que se deshumanicen los seres humanos?

Respuesta. Cada ser humano cuenta con dos fuerzas antagónicas en su interior. Uno es el falso yo, más conocido como ego o personalidad, relacionado con la ignorancia, la inconsciencia, el egocentrismo, la insatisfacción y el miedo. El otro es el verdadero yo, nuestra verdadera esencia y que está conectado con la sabiduría, la consciencia, el bienestar y el amor incondicional. Cualquier persona que no esté en contacto con su esencia está en vías de deshumanizarse, pues poco a poco va olvidando y marginando sus verdaderos valores, lo que repercute en su forma de pensar, vivir y relacionarse con los demás.

P. ¿Cómo se sabe que una persona vive identificada con su ego?

R. Es fácil: en primer lugar, porque a pesar de hacer y tener de todo siente un vacío en su interior, como si le faltara algo esencial para vivir en paz. De tanto dolor acumulado, finalmente se desconecta de su verdadera humanidad. Desde el ego, las personas actúan movidas por el miedo y la necesidad de supervivencia física y emocional. Su objetivo es conseguir que la realidad se adapte a sus deseos, necesidades y expectativas egoístas, lo que les lleva a vivir una vida marcada por el sinsentido, el malestar y la necesidad constante de evasión y narcotización de sí mismos.

P. ¿Por qué prevalece la deshumanización de las empresas y de la sociedad?

R. Porque llevamos muchas décadas condicionando a los seres humanos con falsas creencias sobre quiénes son y cuál es su relación con el mundo. Debido a la ignorancia ha prevalecido el ego, desde el que se ha construido una sociedad competitiva, agresiva, avariciosa, superficial, insatisfecha, vacía y ambiciosa, que a su vez sigue condicionando a las nuevas generaciones para preservar el establishment.

P. ¿A qué se refiere?

R. El mundo se ha convertido en un negocio en manos de las grandes corporaciones. Debido al sistema monetario, todas las instituciones funcionan bajo un mismo principio creador: su propia supervivencia. Tanto los Gobiernos como las entidades financieras, las empresas y las instituciones religiosas, que tanta influencia tienen en la sociedad, están orientadas a optimizar sus recursos para tener el mayor lucro posible. El bienestar de la humanidad y del medio ambiente les trae sin cuidado porque no es rentable.

P. De ahí la dificultad de tener verdaderos líderes humanistas...

R. Exacto. A la maquinaria del sistema monetario sólo le interesa que las cosas sigan como están, incluyendo los 40 conflictos armados existentes hoy y que tanto dinero generan a la industria armamentística mundial. Por eso, líderes como los hermanos Kennedy, Gandhi, Luther King y tantos otros fueron asesinados. Los que tienen el poder tan sólo están interesados en continuar teniéndolo, y para eso necesitan seguir esclavizando a los pueblos por medio de la deuda y los intereses bancarios, que impiden que la humanidad salga de este círculo vicioso.

P. ¿Y cuál es su propuesta?

R. Un cambio radical en el proceso de formación humano. Ahora prevalece el condicionamiento egoico, que provoca que el hombre siga siendo un esclavo. En cambio, una educación basada en nuestra verdadera naturaleza potencia el desarrollo de nuestra conciencia, lo que nos libera de las falsas creencias acumuladas por el ego y que tanto limitan nuestra existencia. La crisis económica tan sólo pone de manifiesto nuestra crisis de conciencia. Es un indicador de que algo está funcionando muy mal.

P. Usted suele hablar de "la búsqueda de la verdad"...

R. Todos los grandes sabios de la humanidad, como Buda, Lao Tse, Jesucristo o Sócrates, han dicho lo mismo: el sentido de la vida es aprender a trascender nuestro egoísmo y egocentrismo para que podamos ver a los demás y al medio ambiente que nos rodea como parte de nosotros mismos. No existe la fragmentación, sólo la unidad: todos somos uno. Buscar la verdad implica cuestionar el condicionamiento sociocultural recibido para recuperar el contacto con nuestra verdadera naturaleza. No es ningún síntoma de inteligencia adaptarse a una sociedad como la actual, profundamente enferma. El líder que las empresas necesitan para mejorar la realidad debe ser, ante todo, un hombre consciente, libre y sabio. -

Fuente: Diario El País

También puedes ver en este blog:
Vídeo: Entrevista a Claudio Naranjo por Eduardo Punset
Entrevista con Claudio Naranjo: "“Cambiar la educación para cambiar el mundo”

6 comentarios:

  1. Aunque lo que voy a decir suene muy irónico no es lo que pretendo, mi pregunta va en serio: ¿si no es ningún síntoma de inteligencia adaptarse a una sociedad como la actual, profundamente enferma, cómo es que Claudio Naranjo está tan bien adaptado?: Profesor de una docena de prestigiosas universidades de todo el mundo y doctor honoris causa por la italiana de Udine, es autor, entre otros ensayos, de Carácter y neurosis y Cambiar la educación para cambiar el mundo. También es el fundador del programa Searchers After Truth (SAT...

    ¿Significa que no es inteligente... o que está más allá de la estupidez y de la sabiduría?

    A mi me gusta mucho la entrevista, me siento muy identificada con gran parte de lo que dice en ella, por eso he dicho que no pretendo ser irónica.

    Es que al comprobar que en la actualidad el éxito sigue siendo un signo de confianza y de prestigio al mismo tiempo que existe una total desconfianza a estar "de lado" del sistema actual, me he dado cuenta de algo importante, aunque todavía sea algo confuso para mí.

    ¿Alguien entiende, mejor que yo, lo que quiero decir?

    ResponderEliminar
  2. Me pasa como a ti, Carmen. He leído la entrevista y me ha encantado. Entiendo y comparto mucho de lo que dice este señor. Pero... tengo que seguir pagando impuestos y sigo, de un modo cada vez más modesto, en el seno de una sociedad que reconozco profundamente enferma y que no acabo de ver cómo cambiar. A mi hijo le estoy educando en la premisa de que esta no es ni la única ni la mejor de las sociedades, pero... ¿cómo salir? ¿cómo vivir "de otra manera" sin transgredir?

    ResponderEliminar
  3. Hola Carmen y Sarah, la entrevista a Claudio Naranjo es en mi opinión muy iluminadora,

    no pretendo saber las respuestas a vuestras preguntas, tan sólo compartir con vosotras y los que nos leen mis opiniones,

    la frase "no es ningún síntoma de inteligencia adaptarse a una sociedad como la actual, profundamente enferma", es una variación de una famosa frase de Krishnamurti, "no es signo de buena salud el estar bien adaptado a una sociedad enferma",

    creo que el significado de esta frase no tiene nada que ver con el éxito personal, como dice Naranjo, Krishnamurti y tantas gentes más, nuestra sociedad está basada en el ego, el falso yo, y eso ha derivado la crisis actual, como dice el artículo:

    "P. ¿Por qué prevalece la deshumanización de las empresas y de la sociedad?

    R. Porque llevamos muchas décadas condicionando a los seres humanos con falsas creencias sobre quiénes son y cuál es su relación con el mundo. Debido a la ignorancia ha prevalecido el ego, desde el que se ha construido una sociedad competitiva, agresiva, avariciosa, superficial, insatisfecha, vacía y ambiciosa, que a su vez sigue condicionando a las nuevas generaciones para preservar el establishment."

    por tanto lo que no es inteligente ni de buena salud es vivir para el ego, y no para lo que Naranjo llama el verdadero yo, para ello propone un cambio en la educación, para enseñar sobre todo a conectar con nuestra verdadera identidad,

    hay técnicas que ayudan a ese proceso, a mi me gusta especialmente la meditación, pero la práctica adecuada te hará cuestionarte tu sistema de creencias, tu escala de valores, y a partir de ese cambio comienza a cambiar el mundo, el amanecer de una nueva era depende del amanecer de un nuevo nivel de conciencia más integrador en cada vez mayor número de personas,

    este modesto blog sólo pretende aportar un granito de arena a esa tarea,

    gracias a las dos por vuestros interesantes comentarios, aumenta mucho el valor del blog con vuestras opiniones compartidas,

    saludos fraternos de Cristóbal

    ResponderEliminar
  4. Hola a todos, creo que una respuesta buena está en un libro de Carlos Castaneda, en donde Don Juan habla del "desatino controlado", y explica qué es, ante la duda de Castaneda de cómo un maestro que sabe de la vida y está "iluminado" como él, se mueve en el mundo...Creo que merece la pena leerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hola,

    Cristóbal, en eso estamos todos, en lo de compartir desde nuestro desconcierto o, en mi caso, ignorancia del camino a seguir entre tal caos de noticias y desaguisados. Entiendo, creo, lo que se pretende explicar y tú has matizado bien. Sobre las trampas del ego he estado leyendo (y sigo en ello, pues no me parece un libro para leer simplemente y ya está) los trabajos de E. Tolle. Creo que están en la misma línea. Mi temor o mi duda reside en que me da la sensación de que "tengo que estar dentro" del sistema sin estarlo, porque no me gusta ni me siento en él tal cual tan bien lo habéis definido. Son conceptos que no entiendo bien y disculpad mi torpeza al intentar expresarlos.

    Es muy posible, intuyo, que le estoy echando la culpa "al sistema", cuando en el fondo, la solución parte del cambio interior de uno mismo. Algo nada fácil, por cierto.

    Igualmente os agradezco mucho la ocasión de compartir amablemente. En las grandes ciudades cuesta bastante, últimamente, hallar algo de amabilidad...

    ResponderEliminar
  6. Hola Sidharta y Sarah, perdonad que tarde tanto en responder, pero es que no he podido antes,

    el libro de Castaneda es interesante, igual que el libro de Tolle, me gusta más éste último, pero el mensaje al final es el mismo, siempre es el mismo,

    Querida Sarah, el "temor o duda" que planteas por tener que estar dentro del sistema sin que te guste formar parte de él no es una cuestión menor, el "pecado original" del cristianismo va por ahí, somos seres humanos llenos de contradicciones, mitad bestias mitad ángeles, que intentamos tener los pies en el suelo y la cabeza en el cielo y eso es complicado,

    es cierto que hay un "sistema" a gran escala que no podemos controlar, pero sí evitar en lo posible que nos controle,

    en mi opinión la clave está "el cambio interior de uno mismo", como bien dices, Tolle lo explica de maravilla en el libro que estás leyendo,

    gracias de nuevo por vuestros comentarios,

    saludos cordiales de Cristóbal

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com