13/12/07

La Cumbre de Bali bloqueada. ¡Actúa!


La Cumbre de Bali sobre el clima se acaba mañana viernes y los ministros allí reunidos no sienten la suficiente presión de la sociedad civil como para comprometerse a cambiar algo para evitar el Cambio Climático. Se está poniendo de moda que las grandes reuniones mundiales se celebren en los sitios más lejanos posibles, mejor en una isla en el océano, adonde le sea muy difícil llegar a los activistas de todo el mundo que luchan por el medio ambiente y la solidaridad.

Parece que la cumbre puede acabar sin objetivos concretos, es decir, que no haya servido para nada, como denuncia el director de Greenpeace en España. La ONU ha mostrado su gran preocupación porque la cumbre fracase, pero probablemente se conforme con un documento, el que sea. Al Gore ha puesto nombre al culpable de este posible fracaso, el gobierno de Estados Unidos, aunque hay que reconocer que son más países los que están poniendo trabas para adquirir compromisos concretos. La magnífica agencia internacional de noticias IPS está informando al momento de lo que allí ocurre, pero debemos hacer que los ministros allí reunidos sientan la presión social.

Desde cualquier lugar del planeta podemos presionar. La organización de activistas internacional Avaaz ha lanzado una campaña de recogida de firmas para presionar a los tres gobiernos más reacios al acuerdo, EE.UU., Canadá y Japón, tres potencias económicas contra las que no quieren enfrentarse los demás países. Apoya la campaña y firma aquí.

2 comentarios:

  1. Espiritualidad y política me suena como amor y guerra.

    ResponderEliminar
  2. Hola, he visto el blog que editas sobre el libro Un Curso de Milagros. Recuerdo que cuando lo leí me quedó muy claro que la vida es como es, no como quieres que sea, o como "debería ser", simplemente es, aquí y ahora. Y en ese aquí y ahora es donde está la espiritualidad, ya sea en la guerra como en el amor. Cuando era niño me gustaban mucho las películas del oeste, un mundo de buenos y malos donde siempre ganaban los buenos, que por supuesto eran "los mios". Ahora creo que todos podemos ser buenos y malos, y que "los mios" son todos. La espiritualidad no puede estar separada de la vida, con sus guerras y conflictos, porque eso es la vida, aquí y ahora. Pero es sólo una opinión.

    Saludos de Cristóbal

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com