27/10/11

Democracia Real Ya propone una Democracia 4.0: Una persona = Un voto

Democracia Real Ya llama a la ciudadanía a sumarse a la petición de una Democracia 4.0 para ejercer su soberanía Cualquier persona puede adherirse a esta iniciativa, que se encuentra desde hace más de un año en la comisión de garantías constitucionales del Congreso de los Diputados pese a que la legislación establece un plazo de tres meses para dar respuesta.

"Somos ciudadanos conscientes de que las cosas no cambian solas. Somos demócratas convencidos de que sólo una iniciativa como ésta devolverá a la palabra democracia su sentido etimológico: gobierno del pueblo. No nos conformamos con elegir, queremos votar. Votar las decisiones que nos afectan directamente y vetar aquellas de los que legislan contra nosotros. Exigimos transparencia, queremos tener algo que decir sobre cómo se administran nuestros impuestos; queremos estar informados. Sabemos que esto es posible, creemos que es necesario. Exige con nosotros tu cuota de soberanía."

Breve explicación Democracia 4.0 y Vídeo Reportaje

Nuestros diputados representan la soberanía popular, pero la soberanía nacional reside en el pueblo (art. 1.2 CE)

Como ciudadanía queremos participar directamente en la toma de decisiones que nos afectan, ahora sabemos que eso es posible, desde nuestra casa y gracias a Internet.


En junio de 2010, Juan Moreno Yagüe, abogado sevillano, redactó un escrito de carácter administrativo, fundamentándolo en las normas vigentes que contienen nuestras leyes , solicitando al Congreso de los Diputados que le permitiera participar en las votaciones de la Cámara. Desde su casa, por Internet.

Este escrito propone que, ya que somos 35 millones de ciudadanas y ciudadanos mayores de edad, a quienes nos representan 350 diputados, existe la posibilidad de descontar una pequeña cuota de representación a cada uno de ellos, una treinta y cinco millonésima parte (la cuota de soberanía que nos corresponde), cuando queramos acceder vía internet al Congreso.

Como todos los diputados representan en conjunto a la soberanía popular, a todos se les restaría una pequeña parte, la correspondiente a la cuota de soberanía del número de personas que decidiesen utilizar su derecho a votar. Así, nuestra intervención sería proporcional y justa. Nuestra participación directa sólo supondría, por tanto, añadir unos nueve decimales a los números del tablero de votaciones, el de las luces verdes y rojas.

¿Qué significa esto? Que por cada cien mil ciudadanos que votaran on-line, un escaño volvería al pueblo. Si fuéramos un millón, pues diez escaños para la ciudadanía. Simple. Democracia Real, de verdad. Cuando estoy interesado, entro y voto. Y cuando no, que vote su Señoría, que para eso se le paga.

Sería supervisión pura ya que, como mínimo, se crea el derecho de veto ciudadano de manera instantánea. El control sobre las decisiones tomadas en el Parlamento, por parte de las personas, crecería. Los presupuestos, los recortes sociales, las medidas más polémicas y de mayor transcendencia podrían ser evaluadas y decididas por los destinatarios de las mismas, los españoles, lo que obligaría a los diputados a tomarse más en serio su trabajo, a sabiendas de que muchos ojos lo fiscalizan. Precisamente, los ojos de las personas que, con sus impuestos, les pagan buenos sueldos y buenas pensiones de jubilación. En definitiva, eliminar el actual cheque en blanco que suponen las elecciones y constituir una democracia en tiempo real, responsable y exigente.

Este escrito se encuentra en la comisión de garantías constitucionales del Congreso de los Diputados desde noviembre de 2010 y seguimos esperando una respuesta, que deberían haber ofrecido a los tres meses, como dicen las leyes, pues no se permite en esta materia el silencio administrativo.

Suponemos que el hecho de que se apruebe esta medida, que devolvería la soberanía a sus legítimos propietarios, no agradaría demasiado a sus señorías. Estamos planteando directamente la legitimidad del órgano legislativo y el verdadero papel que deben desarrollar nuestros representantes, que no mandan en nosotros, que cobran por atender nuestros intereses.

No se propone, por tanto, prescindir del Congreso, ni de los diputados, ni de los partidos, ni de las elecciones. Lo que se propone es la combinación de ambos sistemas de participación política, pues creemos que las condiciones materiales y jurídicas ya lo permiten, por lo que ha llegado el momento de hacer uso de nuestra cuota de Soberanía, de decidir, cuando queramos, sobre nuestro futuro.

Vídeo Reportaje Democracia 4.0



Para más información, visita demo4punto0.net

Enlace a todos los artículos sobre Democracia Real Ya y el 15M en el blog Espiritualidad y Política

4 comentarios:

  1. Suelo visitar Espiritualidad y política con frecuencia, pero he observado ahora que sus posts son propios de eso llamado ciberactivismo y propaganda. Esta bien, pero uno añora un blog abierto a la reflexión desde distintas ópticas. Ahora me está dejando de resultar interesante puesto que se dedica a publicitar un libro (muy valioso, sin duda) y a convertirse en un blog de combate y propaganda. Es como entrar en el antiguo Mundo obrero Si eres comunista, te dice lo que quieres oír, pero si eres sólo un curioso que pasaba por allí, o alguien con criterios que coinciden parcialmente con estos (o aunque sea totalmente), el blog pierde capacidad de atracción. Implicarse a fondo está bien en la política pero no es esto lo que esperaba de Espiritualidad y política. Todo dicho con una sonrisa, pero he dudado en si hablar claro o no. Estoy de acuerdo con vosotros, pero por favor…

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Joselu, sabes que respeto mucho tu opinión y que también visito tu blog, lo expresas de una forma diferente a como lo expresaría yo pero tienes razón, el blog es ahora más de acción, publicar un libro con 20 interesantes puntos de vista como hacía habitualmente con el blog es una acción, comprometerme políticamente con Democracia real ya y el 15M es una acción, pero es que creo que estamos en tiempos que toca eso, lo he comentado varias veces en el blog, comparando la crisis sistémica con una crisis de duelo estamos en el paso de la negación a la ira, igual que en los años 30 después del crash del 29, si no transmutamos esa ira en creatividad y por tanto acción, podemos cometer los mismos errores que en los años 30, populismo, fascismo, proteccionismo, sálvese quien pueda y todo para terminar en la II Guerra Mundial. Por tanto es momento de promocer un cambio positivo, aprovechar la crisis para deshacernos de un sistema viejo que ya no funciona, y "parir" un mundo nuevo, con dolor pero con un final maravilloso, es momento de luz y esperanza ante tanta oscuridad y sufirmiento.

    Pero reconozco que tu comentario me ha hecho pensar, me gustaría tener más tiempo para dedicárselo al blog y poder hacer más a menudo lo que dices, publicar artículos de reflexión desde distintas ópticas, pero te cuento que ayer una amiga me preguntó: ¿Cómo puedes trabajar de 8 a 3, atender una familia con dos hijos, crear un libro, participar y promover movilizaciones sociales, participar en congresos, forums, tener intensa presencia en las redes sociales como facebook y twitter, llevar un blog, etc?.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  3. Cristobal, Enhorabuena por la inicitiva Democracia Real 4.0.
    Saludos
    Loreto Vila

    ResponderEliminar
  4. Un ciudadano, un voto. Desterrar las listas cerradas.

    ¿Cuánto falta para ello?

    Los nacionalistas no sueltan bocado. Los que están en la cola como Ana Botella y Gallardón, piden que se respete ell turno.

    HOMBREDEAPIE

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com