23/12/08

Navidad en Grecia


Los ecos de la protesta de los 'setecientoseuristas' se extienden desde Grecia a otros países de Europa. AFP.

Sociólogos y antropólogos coinciden en un consejo: no se debe menospreciar el alcance de la revuelta.

Otros hablan de que es una mera tormenta perfecta, pasado el temporal, todo volverá a su cauce. Cada analista tiene su propia teoría al respecto. Lo que está claro que el temporal sigue moviendo masas de personas y mentalidades. Los medios informan mayormente de los actos vandálicos y muy pocos hablan de las reivindicaciones, los motivos de la revuelta, el futuro incierto que se describe en las pancartas, las nuevas desigualdades sociales, el nuevo perfil de los excluidos.

El descontento es total con el Gobierno griego y las perspectivas de futuro es bastante negro porque los jóvenes griegos se ven cobrando 700 euros al mes (de ahí la llamada revuelta de los setencientoseuristas) con empleos precarios e incapaces de abandonar el hogar de sus padres entre otros. Esto no es nada nuevo, esa perspectiva la tenemos en nuestro país. El contagio activista se ha extendido hasta Italia, Alemania, Francia, Dinamarca y España.

Las nuevas generaciones lo van a tener peor que nuestros padres. Parte de los afectados es una sociedad joven que ha tenido como base la solidaridad familiar y el mundo exterior está lleno de trampas.

Está por ver qué medidas de organización, activismo evolucionarán en los próximos años. Si la única forma de resolver conflictos se basa en la violencia o en diálogo o en nuevas formas imaginativas de reivindicación. Las desigualdades seguirán incrementándose por todo el mundo y esto será proporcional al nivel de movilizaciones y protestas.

El principio es esta tormenta perfecta que remueve la pobreza, el desencanto, la segregación, la marginación, las faltas de expectativas en un mundo global donde se mueve grandes capitales para unos pocos y para sectores privilegiados que tienen como decálogo fundamental la codicia.

Vídeo: Navidad en Grecia (sin comentarios)




Fuente texto: Blog Lápices para la Paz (Alicia Mora)
Fuente vídeo: Visto en el blog de Francisco Polo

Foto: El País

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com