16/12/08

Así se hunde la economía mundial, por Marco Antonio Moreno


Tal como el Titanic. Por la soberbia y ceguera de unos pocos, la economía mundial comienza a deslizarse rumbo al precipicio del cual pende de un hilo desde hace rato. Y nada parece detener la caída. Las cifras preliminares de desempleo en Estados Unidos para diciembre ya hablan de 600 mil nuevos parados. A este ritmo, el país de Bush llegará al 15% de desempleo de aquí a marzo, fecha en la cual el desempleo global puede alcanzar el 10% de la fuerza laboral del planeta. Algo nunca visto. Pese a que el Nobel Gary Becker lo negara hace un par de meses.

Las cifras de la producción manufacturera entregadas por Empire State Manufacturing Survey hablan de una caída del 25,8%, un nuevo récord. Caen los precios, caen los pedidos a futuro y el panorama es cada vez más sombrío, mientras aún no resuena un liderazgo auténtico que marque la pauta de un camino a seguir. Apoyar a las automotoras estadounidenses en este caso, no conduce a nada: sería caer a un escenario peor en seis meses. Hay que generar planes estratégicos con visión de futuro. Pero los planes fueron desterrados cuando se dio curso ciego al laissez-faire de Milton Friedman, quien a la larga es el auténtico culpable de este descalabro colosal que vive el planeta. Pues la libertad terminó siendo la esclavitud. ¿Hay mayor esclavitud que el desempleo, o la creación de puro trabajo precario, en buques factoría y cosas por el estilo? Es algo que aún ignora el 99% de la población que ha perdido más del 40% de sus ahorros previsionales sin posibilidades de volver a recuperarlos. Aún no lo saben. Nadie les ha dicho.

Mientras tanto, Angela Merkel se niega a la políticas expansivas, pese al mensaje enviado por Paul Krugman en NYT. Y la Fed, recortando las tasas en otros 50 puntos, para dejar los tipos al 0,5% y anticipando que puede relajarlos hasta el 0%. Aunque ya es irrelevante pues la política monetaria demostró su total ineficacia para el manejo de las crisis cuya arma secreta era el célebre hélicóptero de Friedman. Puro bluff. Ni que hubiese jugado una partida de póker con Paul Newman en El Golpe.

El que si jugó, y supo como hacerlo durante años, fue Bernard Madoff, que está provocando profundas grietas en BBVA, Santander y los franceses BNP Paribas, Société Generalé y Natixis, entre otros. Según cuenta Susan Antilla en Bloomberg, Madoff jugó con el mercado alcista desde 1991, al margen de la ley y, tal era el poder de Madoff, que “nadie se atrevió a cuestionar lo que hacía”. Una demanda de la SEC en 1992, sobre operaciones no registradas entre 1962 y 1992, le significó a la empresa de Madoff una multa de apenas 350 mil dólares. Poco más de 10 mil dólares por año de estafas. Y el caso fue sellado por orden judicial.

Nadie más quiso meterse con Madoff por la poderosa red de influencías políticas que tenía y la SEC (Securities Exchange Comission) dejó de supervisar sus cuentas desde el año 2005. Nick Leeson mandó a la quiebra en 1995 al banco Barings (un banco británico de 233 años de historia, en el cual tenía sus ahorros hasta la Reina Isabel) por la colosal suma de 1.300 millones de dólares. Madoff jugó, a través de operaciones ilegítimas de bancos mundiales provocando pérdidas del orden de los 70.000 millones de dólares, el top del ranking. Noten la diferencia.

Cuando las expectativas son altas, los apostadores se pelean por invertir, pero al sonido de un crack, huyen en manada. Este comportamiento en manada de los animal spirit es el que se negaron a supervisar los fallidos organismos reguladores. Y como si esto fuera poco, se habla de que hay aún dos billones de dólares (dos millones de millones) en aguas turbias y rampantes, por tanto aún no tocamos fondo. La caída de este avión en llamas está recién comenzando.

¿Qué hacer para recuperar la confianza? Los gobiernos tendrán que abandonar lor proyectos cortoplacistas y pensar en desarrollos de largo plazo, poniendo en primer lugar las metas de pleno empleo. Una de las trabas mayores que está impidiendo que el flujo monetario realmente se mueva es la gran brecha de ingresos. Por eso el aumento del salario mínimo que acaba de proponer el Parlamento Europeo, es una respuesta. Esta medida, junto a la de generar mecanismos de empleos sólidos, reales y de largo plazo (no al estilo del mito de Sísifo) debe ser una de las principales tareas a las que las autoridades deben abocarse con urgencia. Cada minuto es decisivo en este gigantesco atolladero mundial. Porque al igual que el Titanic, el modelo económico de Friedman tenía botes salvavidas sólo para quienes hacían sonar sus joyas.

Más Información:
En El Blog Salmón | La fallas del caso Madoff
Los diez mayores escándalos financieros
En Diario El País | FMI cree que la crisis empeora
Imagen | Stinkie Pinkie

Fuente: El Blog Salmón
Marco Antonio Moreno edita el blog Jaque al Neoliberalismo

2 comentarios:

  1. Ese es el gran poblema de España: en vez de buscar el pleno empleo vamos en dirección contraria. Además, parece ser que el Gobienro ha renunciado a elaborar planes de desarrollo a largo plazo y se está limitando a poner parches.

    Saludos e enhorabuena por el blog!

    PD: estaría interesado en intercambiar enlaces. Si el interés es mutuo, ponte en contacto conmigo.

    http://libertadepalabras.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Sr. Hernández, por su amable comentario sobre el blog y por compartir su opinión,

    un abrazo de Cristóbal

    ResponderEliminar

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com