10/10/08

Carlos Taibo: "La crisis en curso abre el camino a una edad de oro para los movimientos de contestación”

Fuente: Entrevista online de Canal Solidario a Carlos Taibo, profesor de Ciencia Política y especialista en política internacional contemporánea, autor de una veintena de libros.

En un contexto de crisis generalizada y de replanteamiento de los modelos económicos imperantes, Carlos Taibo presenta su nuevo libro ‘150 preguntas sobre el nuevo desorden’ en el que disecciona el fenómeno de la globalización capitalista. Plantea dudas razonables sobre el papel hegemónico de Estados Unidos, la nueva OTAN y los llamados nuevos métodos antiterroristas.

Con un “Somos cada vez más y vemos las cosas cada vez más claras”, el profesor Carlos Taibo ha animado a los lectores de Canal Solidario a ser críticos con el contexto actual y a implicarse en el planteamiento de alternativas. El decrecimiento, la crisis económica actual o el cambio climático ha sido algunos de los temas tratados por el analista internacional.



¿Es verdad que para el año 2012 se viene una crisis mucho peor que la actual? ¿Cuál es la situación en cuestión económica a nivel mundial, desde su punto de vista para el próximo año 2009?

Creo que las cosas irán, sí, a peor, de resultas de una triple crisis: la del capitalismo global, la del cambio climático y la del encarecimiento en los precios de las materias primas energéticas. Con el agravante de que las respuestas keynesianas, en un planeta de recursos limitados, cada vez están más desacreditadas.

El marco económico-político europeo deja muy poco margen de maniobra a un partido político de izquierdas que alcance el poder y quiera llevar a cabo políticas realmente diferentes. ¿Cree usted que dentro de la UE es posible realizar este tipo de políticas? Si no es así, ¿qué posibles soluciones hay?

Cada vez creo menos en la forma 'partido'. Tenemos que trabajar por engordar movimientos sociales activos, orgullosos e independientes, anticapitalistas y antiburocráticos. La crisis en curso, a mi entender, abre el camino, en cualquier caso, a una edad de oro para los movimientos de contestación.

Partiendo de la base de la situación económica y política actual y sabiendo que existen movimientos sociales contestatarios y alternativos pero muy fragmentados y atomizados; ¿consideras que existe alguna posibilidad que en un corto o medio plazo pueda surgir un movimiento o coalición de fuerzas que pueda plantear una alternativa seria al modelo actual?


Creo que estamos en ello. En particular, y en el Norte desarrollado, intuyo que van a estrechar lazos los movimientos que plantean seriamente el horizonte del decrecimiento desde una perspectiva radicalmente anticapitalista.

Usted propone como salida a este sistema que agotara los recursos el modelo del decrecimiento que básicamente es reducir nuestro consumo a lo que impongan nuestras necesidades, pero ¿no cree usted que también es este un modelo imposible? Al reducirse el consumo se reduciría el empleo, aumentaría el paro, y probablemente habría más pobres. Creo que el sistema actual es insostenible pero realmente no sabemos las consecuencias que nos podría traer el modelo del decrecimiento.

Creo, muy al contrario, que el decrecimiento es la única posibilidad. Hemos dejado muy atrás las posibilidades ambientales y de recursos del planeta. Y sospecho que pronto serán muchos los habitantes del Norte que descubrirán que el consumo y el dinero, superados determinados mínimos, nada tienen que ver con la felicidad.

¿Qué cree usted sobre el comercio justo como alternativa al comercio capitalista? ¿Es una utopía o una posibilidad real?

Me muevo entre dos polos. Si el primero señala que todo aquello que rompa en alguna medida la lógica insolidaria del capitalismo debe ser bien recibido, el segundo se manifiesta un tanto escéptico ante un proyecto que no atiende a modificar las reglas del juego fundamentales. En este último sentido, lo de 'comercio justo' es un oxímoron.

¿Hasta que punto es válida la vulneración de los Derechos Humanos de los ciudadanas y ciudadanos del mundo para "protegernos" de los terroristas?

Configura, con toda evidencia, una excusa para alcanzar otros objetivos. EEUU, en particular, emplea la amenaza terrorista como un argumento en el que cimentar interesadas estrategias de intervención e injerencia que serían menos fáciles de postular en otras condiciones.

¿Cuál es tu opinión sobre el “intervencionismo humanitario”? Me parece un nuevo tipo de imperialismo, en el que en muchas ocasiones acaban cometiéndose más violaciones a los derechos humanos de aquellas personas de las que se pretende proteger con la intervención, pero, ¿cuál es a tu juicio la alternativa: intervenir con todo lo que conlleva o quedarnos impasibles?, ¿alguna tercera vía?


Coincido contigo en que el autodenominado 'intervencionismo humanitario' es una estrategia, muy inteligente, al servicio de los intereses de los de siempre. El currículo criminal de las grandes potencias es tal que no ha lugar a la duda al respecto. Ése debe ser el principio para discutir eventuales alternativas.

¿Cuál debe ser el papel de las ONG ante la idea de cambio social? Hacen sus proyectos, consiguen logros... pero no transmiten un mensaje de cambio de sistema posible y las desigualdades continúan acentuándose....


ONG hay muchas y muy distintas, con lo que las generalizaciones al respecto son siempre peligrosas. Pero, en cualquier caso, me temo que se ha registrado una progresiva integración de las ONG en el sistema que padecemos, al que a menudo han acabado por servir con notable descaro. La saludable imagen de la que las ONG disfrutaban hace dos decenios se ha ido, visiblemente, diluyendo, con lo que es urgente revisar muchos de los cimientos de aquéllas.

¿En qué medida puede ser la actual crisis una oportunidad hacia un sistema mejor?, ¿qué puede hacer la ciudadanía al respecto?

Puede permitir que mucha gente abra los ojos y vea lo que no quiere ver. Aunque, en términos estrictos, lo que se anuncia es que los mismos tiburones que se han entregado a la especulación mas asquerosa, una vez saneadas sus empresas, volverán a las andadas. Mientras, no hay noticias de que nadie haya sido procesado por todo esto.

¿Crees que es cierto como dicen, que tras las manifestaciones mundiales contra la guerra, ha surgido una nueva superpotencia: la opinión pública mundial? ¿Es sólo una idea utópica?

Ha surgido, sí, pero en modo alguno se ha afianzado. No basta, por lo demás, con manifestarse: hay que cambiar las realidades, y hacerlo en la perspectiva de reunir las luchas tradicionales del movimiento obrero de siempre con la conciencia sobre los límites del planeta.

Lee la entrevista completa a Carlos Taibo en CanalSolidario.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com