29/12/11

Haz cola por Somalia



Somalia está siendo protagonista de una de las peores crisis humanitarias que se recuerdan. Como si no fueran suficientes veinte años de guerra civil, los somalíes afrontan la peor sequía en 60 años. Esto significa que uno de cada tres de los 7,5 millones de habitantes del país se ha visto obligado a dejar sus hogares. Muchos esperan hasta el último momento para huir, soportando la violencia, las malas cosechas y el aumento de los precios. Cuando llega el momento, la necesidad les obliga a menudo a dejar atrás a enfermos y ancianos. Y comienzan una interminable huída durante semanas para lograr asistencia en países vecinos.

Algunos no logran sobrevivir al duro viaje. Los niños más débiles mueren por el camino ante las miradas impotentes de sus madres. Y los que llegan a los campos de refugiados lo hacen en unas condiciones terribles. La mayoría por no decir todos, necesitan urgentemente ayuda médica y alimentos de alto valor energético y protéico. También necesitan agua potable y cobijo para protegerse de la climatología.

La Agencia de la ONU para los Refugiados el pasado junio lanzó un llamamiento por valor de 145 millones de dólares para hacer frente a esta operación de emergencia en los países de acogida, -Yibuti, Etiopía y Kenia-, que además están igualmente siendo afectados por la sequía.

En http://www.quierohacercola.org/ queremos que estas Navidades hagamos una larga cola "virtual" para entregar ayuda "real" -- agua, alimentos y cobijo -- a miles de refugiados y desplazados somalíes. Los refugiados somalíes que llegan a los campos de ACNUR son personas que se han visto obligadas a abandonar sus hogares a causa de la sequía, la hambruna y los 20 años de guerra civil. Es especialmente alarmante la situación de 2,3 millones de niños que padecen malnutrición severa y cuyas vidas están en peligro.

Tú también puedes colaborar en http://www.quierohacercola.org/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com