9/5/07

Leonardo Boff: la Iglesia de Benedicto es medieval e insensible


Célebre exponente de la Teología de la Liberación propone al Vaticano "abrir un diálogo amplio y ecuménico"

Leonardo Boff, teólogo rebelde brasileño y exponente de la Teología de la Liberación que dejó los hábitos, afirma que la Iglesia que representa el papa Benedicto XVI es "autoritaria, medieval e insensible a los derechos democráticos". Poco antes de la visita del pontífice a Brasil, Boff calificó la Iglesia conducida por el ex guardián de la ortodoxia como "uno de los últimos bastiones del conservadurismo, el patriarcalismo y el autoritarismo".

El pontífice agregó en una entrevista concedida a AP televisión que el Papa "no se da cuenta de que más de la mitad de la Iglesia vive en el Tercer Mundo, cuyos hijos dan un rostro nuevo al cristianismo". El continente americano alberga a unos 500 millones de católicos, la mitad del total en el mundo.

En cuanto a la pérdida de fieles, uno de las principales preocupaciones de Benedicto XVI, Boff dijo que la causa principal es que la Iglesia "no se renueva internamente, no crea espacios de participación". Para evitar esa fuga de fieles, Boff propuso "abrir un diálogo amplio, ecuménico, reconociendo a las otras iglesias como iglesias hermanas" y crear una Iglesia "que encarne las culturas locales, la cultura de los negros, la cultura de los indígenas, las culturas periféricas, para que el pueblo participe con su visión encantada de la realidad y que las personas entren en la Iglesia y no que la Iglesia esté detrás de ellos".

El brasileño se manifestó escéptico de que el pontífice afloje la rigidez que atribuyó a su conducción: "no es portador de un mensaje que suscite esperanza", sentenció. Agregó que el de Benedicto "es un papado de transición... no ha presentado ninguna iniciativa, es una Iglesia que se construye para adentro. Este Papa no es carismático, sino un profesor, un erudito, con un problema de comunicación".

"Creo que el Papa, más que tradicionalista es nostálgico", dijo. "Este Papa no es para una Iglesia de grandes números sino de un pequeño número calificado. No es una Iglesia abierta como creo era la comunidad de Jesús, abierta, sin ninguna discriminación".

Boff fue condenado al silencio en 1985 por dar a su mensaje religioso un fuerte contenido político y por criticar a la Iglesia de Juan Pablo II por "elitista". En ese entonces Joseph Ratzinger _hoy papa Benedicto_ era el prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, guardiana de la pureza doctrinaria y heredera de la Inquisición.


Fuente: Univisión

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no hagas comentarios insultantes o injuriosos, ni difames o acuses de faltas o delitos no probados

Cristóbal Cervantes
espiritualidadypolitica@gmail.com